•   Londres, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La primera ministra británica, Theresa May, mantiene su plan de negociar un "brexit" al completo a pesar del dictamen judicial del jueves que le obliga a pedir autorización al Parlamento antes de iniciar el proceso, según advirtió ayer en un artículo en "The Sunday Telegraph".

Por su parte, en "The Sunday Mirror", el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, avisa de que su formación no apoyará la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa -lo que iniciaría los dos años de negociaciones con Bruselas- si May no garantiza que negociará acceso al mercado único y preservará los derechos laborales.

En su escrito, la jefa del Gobierno conservador explica que ha decidido recurrir el fallo del Tribunal Superior, que requiere una votación parlamentaria antes de activar el artículo 50, porque "hay un principio en juego".

"Puede parecer un debate sobre procedimiento, y el argumento legal es complejo, pero la realidad es que hay un importante principio en juego", afirma.

"El Parlamento aprobó poner en manos del pueblo británico la decisión sobre nuestra pertenencia a la Unión Europea. El pueblo eligió, y lo hizo decisivamente. Es la responsabilidad del Gobierno realizar el trabajo y ejecutar sus instrucciones al completo", escribe. 

"Los diputados y los lores que lamentan el resultado del referéndum, deben aceptar lo que la gente decidió", asevera la dirigente, que en el plebiscito votó con reservas por la permanencia en la UE y en julio fue elegida por su partido para liderar un Gobierno de unidad entre europeístas y euroescépticos.

"En lugar de recrear las batallas del pasado, deberíamos concentrarnos en cómo podemos unirnos como país para sacar el máximo provecho de esta gran oportunidad nacional y forjar un futuro global audaz y confiado para el Reino Unido", añade.

"Esa debería ser nuestra ambición, en torno a la cual deberíamos unirnos", sostiene May, que es reacia a exponer su estrategia ante el Parlamento a fin de no "revelar sus cartas" a Bruselas. 

En una entrevista en el tabloide laborista "The Sunday Mirror", Corbyn advierte a su vez de que su partido bloqueará la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa a no ser que el Gobierno acepte cuatro "condiciones básicas".

Estas condiciones son negociar acceso al mercado único, preservar los derechos laborales, garantizar los derechos de los consumidores y el medioambiente y el compromiso de destinar fondos a compensar cualquier inversión europea perdida por el "brexit".

50 es el artículo del tratado de Lisboa que Reino Unido debe activar para salir de la UE.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus