•   Los Ángeles  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El escandaloso magnate estadounidense Robert Durst fue acusado este lunes del asesinato en 2000 de su amiga Susan Berman, un caso recordado por una serie de la cadena HBO de gran audiencia y el cual él niega haber cometido.

Durst, heredero de una fortuna adquirida por su padre Seymour Durst en el sector inmobiliario neoyorquino y estimada en 4.400 millones dólares, se declaró no culpable durante una audiencia en un tribunal de Los Angeles.

"No maté a Susan Berman", afirmó con voz ronca, tras llegar al tribunal en silla de ruedas con un collar ortopédico alrededor del cuello.

Los fiscales no prevén solicitar la pena de muerte, a pesar de que los cargos de homicidio y asesinato de un testigo formalmente presentados el lunes permitirían solicitarla.

Robert Durst fue trasladado desde Luisiana a Los Angeles la semana pasada. En la primera urbe fue condenado a siete años de cárcel en abril por posesión ilegal de arma.

Susan Berman, gran amiga del acusado e hija de un mafioso, fue ultimada de un balazo en la cabeza en su casa de Beverly Hills en 2000, justo antes de Navidad, la víspera de que tuviera que presentarse a declarar en el caso de la desaparición de Kathleen Durst, la primera mujer de Robert Durst.

El excéntrico millonario también es sospechoso de la desaparición no resuelta ocurrida en 1982, aunque nunca fue acusado ni demandado por ello.

Durst de 73 años, admitió, en cambio, haber matado y cortado el cuerpo de un vecino cuando vivía en Galveston, Texas. Fue absuelto tras haber alegado que actuó en legítima defensa.

Fue detenido en marzo de 2015 la víspera de la difusión del último episodio de un documental biográfico difundido por la cadena HBO, "The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst", durante cuya grabación admitió haberlos matado "a todos" sin saber que en ese momento el micrófono estaba abierto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus