•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El profesor de historia Allan J. Lichtman no ha fallado nunca en sus predicciones electorales: En 1984 dijo que ganaría Ronald Reagan, en 1988 George Bush (padre), en 1992 y 1996 Bill Clinton, en 2000 y 2004 George Bush (hijo), en 2008 y 2012 Barack Obama y en 2016... Donald Trump.

Lichtman utiliza 13 indicadores para  predecir un resultado y entre los más importantes están cuál partido controla la Cámara de Representantes y el Senado luego de las elecciones de medio término, la situación económica del país, si el presidente buscará la reelección, fracasos militares en el exterior, los escándalos que cobijan al partido en el poder y el carisma del candidato opositor

Mientras Donald Trump despertó gran interés y explotó al máximo su carisma,hasta llegar a decir que el 8 de noviembre Estados Unidos viviría su propio “brexit”, Hillary Clinton llegó a la contienda electoral con una minoría demócrata en la Cámara de Representantes y el Senado, una economía que no crece lo suficiente y con Barack Obama saliendo de la Casa Blanca.

Según Lichtman, cuando al menos 6 de los 13 indicadores no favorecen al partido en el poder (en este caso los Demócratas de Hillary Clinton), el oficialsimo está destinado a perder.

Y ese fue el caso de Clinton y los Demócratas.

“Mi predición está basada en un sistema científico”, declaró Lichtman a The Washington Post desde el 24 de septiembre.

EL CASO MOORE

Otra persona que hoy ha causado revuelo es el cineasta Michael Moore, quien en un largo artículo de opinión dijo que hubiese preferido equivocarse, pero creía que Trump iba a ganar los comicios.

“En mi vida he deseado tanto estar equivocado como ahora”, dijo Moore.

En su cuenta de la red social de Twitter, Moore, se refirió a una de las tantas ironías que, a su criterio, se viven: “Anoche, Donald Trump celebró su victoria en el hotel deonde Malcom X pasó su última noche”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus