•   Washington, EEUU y México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Junto a la hazaña de Donald Trump de llegar a la presidencia de Estados Unidos, los republicanos mantuvieron el control del Congreso, con lo que podrán poner plenamente en marcha el programa del nuevo mandatario.

Con la Casa Blanca y el Legislativo en sus manos, los republicanos tendrán el poder para deshacer las reformas del presidente Barack Obama, en particular su controvertida reforma de asistencia sanitaria conocida como "Obamacare".

De hecho, esta fue una de las promesas de campaña de Donald Trump, que asumirá el 20 de enero como presidente número 45 de Estados Unidos.

El control del Senado y la Cámara de Representantes permite a los republicanos también tener mayor peso en los procesos de designación de muchos de los altos funcionarios del Gobierno y los jueces de la Corte Suprema, tema crucial en Estados Unidos en tanto, el máximo tribunal establece la dirección en los grandes temas sociales.

Al hacerse con varias victorias decisivas en Pensilvania, Carolina del Norte o Wisconsin y limitar así el avance demócrata, los republicanos ostentan ahora 54 escaños en el Senado contra 46 de los demócratas.

"Es una gran noche para los republicanos, una muestra de lo que podemos lograr cuando nuestro partido se une", lanzó el presidente del partido, Reince Priebus, en un comunicado.

"Con un Congreso republicano consolidado y Donald Trump en la Casa Blanca, podemos ponernos a trabajar para reparar Washington", agregó.

UNIR

Las encuestas predecían dos días antes de la elección que los demócratas de Hillary Clinton lograrían incluso más escaños en el Congreso.

En la cámara baja, los republicanos estaban el miércoles cerca de obtener 239 escaños contra 196 de los demócratas, de acuerdo con NBC, reteniendo así la mayoría en la Cámara de Representantes de 435 escaños.

En el Senado, que renovó una tercera parte -34 bancas-, los demócratas necesitaban obtener cinco asientos. El Partido Demócrata se hizo rápidamente con una victoria en Illinois, tierra natal de Hillary Clinton, donde un veterano de Irak, Tammy Duckworth, derrotó al senador republicano Mark Kirk.

Pero los republicanos reforzaron su mayoría con una serie de victorias, entre las que destacan las de Richard Burr en Carolina del Norte y el excandidato a las primarias republicanas Marco Rubio en Florida.

Durante un tiempo, este dirigente de 45 años y estrella en ascenso entre los republicanos tuvo que tirar la toalla en marzo frente al arrase de Donald Trump. "Si bien podemos estar en desacuerdo en (ciertos) asuntos, no podemos dividir a un país en el que la gente se odie entre sí por su afiliación política", dijo Rubio en su discurso de victoria en Miami. "Al regresar a Washington para trabajar con mis colegas, espero que D.C. (la capital) dé un mejor ejemplo del papel del debate político en este país", aseguró en un tono claramente conciliador.

Otro prominente dirigente republicano y presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, dio una vuelta a la página de los desencuentros con Trump y dijo este miércoles que espera trabajar junto al presidente electo. "Hemos tenido grandes conversaciones sobre cómo podríamos trabajar juntos en la transición", dijo Ryan, cuya oficina confirmó que planea mantenerse como titular de la Cámara. Hace menos de un mes, Trump había lanzado una ráfaga de tuits acusando de "muy débil" y "líder incompetente" a Ryan, luego que este dijera que no defendería ni haría campaña por el magnate.

EXPECTATIVA DE MÉXICO

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto reiteró este miércoles al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, su compromiso de trabajar juntos por la relación entre dos países "amigos". "Felicito a Estados Unidos por su proceso electoral y le reitero a @realDonaldTrump la disposición de trabajar juntos en favor de la relación bilateral", escribió Peña Nieto en su cuenta de Twitter. A finales de agosto, Peña Nieto recibió sorpresivamente a Trump en la residencia presidencial de Los Pinos, lo que desató una oleada de críticas por el discurso antiimigrante del republicano y porque durante la campaña tildó a los mexicanos de criminales y dijo que hará construir un muro fronterizo pagado por México. "México y Estados Unidos son amigos, socios y aliados que deben seguir colaborando por la competitividad y el desarrollo de América del Norte (...). Confío que México y Estados Unidos seguirán estrechando sus lazos de cooperación y respeto mutuo", añadió Peña Nieto en dos mensajes más. La victoria de Trump sobre la demócrata Hillary Clinton causó que el peso mexicano se depreciara a niveles históricos , especialmente por su amenaza de revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Ante el panorama, el secretario de Hacienda (Finanzas) José Antonio Meade, destacó este miércoles las fortalezas de la economía mexicana para enfrentar la volatilidad mundial y aseguró que seguirán vigilantes el desarrollo de los mercados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus