•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibió ayer en la Casa Blanca a su sucesor, el republicano Donald Trump y le deseó "éxito" por el bien del país, mientras que el recién electo líder se comprometió a trabajar con su predecesor en la transición y pedirle consejo cuando llegue al Despacho Oval.

Obama y Trump se reunieron en la Casa Blanca durante una hora y media, en la que hablaron sobre el proceso de transición que culminará el 20 de enero con la investidura del presidente electo, además de varios temas de política nacional e internacional.

"Quiero enfatizar, señor presidente electo, que ahora vamos a hacer todo lo que podamos para ayudarle a tener éxito, porque si usted tiene éxito, el país tendrá éxito", afirmó Obama, sentado junto a Trump frente a la chimenea del Despacho Oval.

El actual mandatario, que hace apenas tres días alertaba en sus mitines de que Trump no era "apto para la Presidencia", trataba así de  reconciliarse con un hombre que en el 2011 impulsó el rumor de que el actual mandatario no había nacido en Estados Unidos y que llegó a acusarle de haber fundado el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"Las ideas del presidente (sobre Trump) no han cambiado, pero el pueblo estadounidense ha hablado y Obama está decidido a lograr la transición más fluida posible", dijo ayer el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

"BUEN HOMBRE"

En sus breves declaraciones a la prensa tras la reunión, Trump definió a Obama como un "muy buen hombre" por el que siente un "gran respeto", y aseguró que aunque la reunión fue más larga de lo previsto, si fuera por él "podría haber durado mucho más".

"Estoy deseando trabajar con el presidente en el futuro, incluido para pedirle consejo", afirmó Trump, quien dijo haber repasado con Obama "muchas situaciones, algunas maravillosas y otras difíciles".

"Ha sido un gran honor estar con usted y será un honor estar con usted muchas más veces", subrayó Trump, quien confirmó que hasta ahora nunca había hablado en persona con el actual mandatario.

Por su parte, Obama se mostró "muy alentado por el interés del presidente electo Trump en trabajar" con su equipo "sobre muchos de los temas que afronta este gran país".

"Creo que es importante que todos, independientemente de nuestro partido y preferencias políticas, nos unamos ahora y trabajemos juntos para lidiar con muchos retos que afrontamos", dijo Obama.

Parte de su conversación sobre política exterior estuvo centrada en el viaje que Obama hará la próxima semana a Grecia, Alemania y Perú y de "las conversaciones que están previstas con líderes de todo el mundo", según el portavoz de la Casa Blanca.

GIRA PRESIDENCIAL

Durante su viaje, Obama asistirá en Lima a la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en la que se espera que promueva la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), firmado por doce países de esa región.

Trump se opone rotundamente a ese acuerdo comercial, por lo que la esperanza de Obama es que el Congreso estadounidense lo ratifique antes de la toma de posesión del presidente electo.

La logística de la transición consumió "una buena parte" de la reunión, según Earnest, dado que Trump tiene pocas semanas para elegir más de 4,000 cargos políticos para su Administración, entre ellos más de 1,200 que deberán ser confirmados por el Senado.

"Obama salió de la reunión con una confianza renovada en la capacidad" de Trump de manejar la transición, sostuvo Earnest.

PRIMERA DAMA

Mientras, la primera dama, Michelle Obama, recibió en la residencia presidencial a su sucesora, Melania Trump. Ambas tomaron un té, salieron al balcón Truman y recorrieron la planta principal de la Casa Blanca junto al historiador encargado de preservarla, Bill Allman, según explicó Earnest.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus