AFP
  •   Los Ángeles, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a las acusaciones de agresión sexual, sus declaraciones misóginas y su controvertida posición frente al aborto, Donald Trump conquistó la Casa Blanca gracias en parte al voto femenino, que se pensaba masivamente inclinado hacia su adversaria Hillary Clinton.

La demócrata cosechó 54% de los votos emitidos por mujeres, pero Trump consiguió 42%, más de lo esperado, de acuerdo con las cifras de bocas de urna de la cadena CNN.

Más de la mitad de las mujeres blancas apoyaron al candidato republicano, según CNN, 62% no tienen título universitario.

Estos resultados contradicen las predicciones según las cuales las declaraciones sexistas del republicano durante la campaña -incluyendo una grabación de 2005 donde se jacta de haber agarrado a una mujer por la entrepierna- llevarían a las mujeres a hacer de Clinton la primera presidenta de Estados Unidos.

Para los expertos, los resultados de las elecciones muestran que los votantes se centraron en la economía, el empleo, la inmigración y el temor a atentados mucho más que en si sería una mujer o un hombre el próximo inquilino de la Casa Blanca.

La condición social primero

A pesar de los afilados tuits contra la ex Miss Universo Alicia Machado, o de las declaraciones sobre la menstruación de una periodista de televisión, que hicieron rechinar los dientes a muchas electoras, "no se generó gran hermandad", dice Diane Heith, profesora de ciencias políticas en la Universidad de St. John en Nueva York.

"La forma en que trataba a las mujeres no eclipsó los puntos importantes para su electorado: la condición social, la impresión de ser despreciados por las élites, de las que forma parte Hillary", agregó.

La sorpresiva victoria del magnate inmobiliario desestabilizó a muchas mujeres, indignadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus