•   Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Policías militares y altos mandos del cuerpo formaban parte de un “grupo de exterminio” que actuaba en el estado brasileño de Goiás, en el centro del país, que se ponían al servicio de terratenientes y empresarios, y que cometió al menos un centenar de homicidios, reveló hoy la Policía Federal.

Bautizada como “Sexto Mandamiento” (No matarás), la operación de la Policía Federal, en la que participaron 140 agentes, permitió desarticular esta organización criminal integrada por policías de Goiás.

La Justicia expidió 20 órdenes de detención, entre ellas la de Ricardo Rocha, responsable de la policía de Goiania, capital del estado, y ordenó registros para incautar armas porque en la organización hay agentes ligados al narcotráfico y la venta ilegal de armas y municiones.

La Policía Federal acusa a dos exsecretarios de Seguridad Pública de Goiás de estimular la actuación del grupo mediante la promoción de los policías involucrados en los crímenes.

El operativo de hoy es la segunda fase de una investigación iniciada en 2011, cuando fueron arrestados 19 policías, entre ellos el entonces subcomandante general de la Policía Militarizada de Goiás.

Las investigaciones permitieron establecer que la banda estaba vinculada con al menos dos muertes y dos desapariciones ocurridas en Goiás en 2010, pero la Policía sospecha que puede ser la responsable de al menos un centenar de homicidios.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus