EFE
  •   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó ayer el atentado terrorista en Pakistán que dejó medio centenar de muertos en la provincia de Baluchistán y pidió que los responsables sean llevados ante la justicia.

"El secretario general condena este atentado terrorista contra un templo sufí en Khuzdar y espera que las autoridades lleven lo antes posible ante la justicia a los responsables de este depravado ataque", dijo la oficina del portavoz de Ban un comunicado.

Asimismo, el diplomático surcoreano envió sus condolencias a los familiares de las víctimas, así como al Gobierno y al pueblo paquistaní, y deseó una "pronta recuperación" a los más de un centenar de heridos.

Finalmente, el secretario general de Naciones Unidas reiteró el apoyo de la organización a las autoridades paquistaníes en su lucha contra el terrorismo "con pleno respeto a las normas del derecho internacional humanitario". Al menos 52 personas murieron y más de un centenar resultaron heridas en un ataque perpetrado el sábado contra el templo sufí Shanh Noo del distrito de Khuzdar por un suicida que llevaba entre 9 y 12 kilos de explosivos, según fuentes oficiales.

A pesar de que el Estado Islámico reivindicó  el atentado en un comunicado que no pudo ser verificado de manera independiente, la máxima autoridad de la región Kalat indicó que aún hay una investigación en marcha para determinar la autoría del crimen.

Pakistán ha experimentado una significativa reducción de la violencia extremista desde que en junio de 2014 lanzó una operación en las zonas tribales, pero Baluchistán ha continuado sufriendo graves ataques con más de 360 muertos en lo que va de año. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus