•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció hoy que su Gobierno va a publicar los requisitos que los fabricantes deben cumplir para desarrollar "armas inteligentes" que después puedan ser compradas por las agencias y fuerzas de seguridad federales, estatales y locales.

Se trata de un nuevo paso dentro de la estrategia del Gobierno de Obama para acelerar el desarrollo de tecnología asociada a las llamadas "armas inteligentes" o personalizadas, que son más seguras porque solamente las puede disparar el propietario o una persona autorizada.

A través de su perfil oficial en Facebook, Obama explicó que el Departamento de Justicia está publicando, "por primera vez", una descripción detallada de los "requisitos técnicos mínimos" que deben tener las "armas inteligentes" para poder ser adquiridas por las agencias encargadas de hacer cumplir la ley.

Expertos de ese departamento y de los de Seguridad Nacional y Defensa trabajaron con agentes de las fuerzas del orden, fabricantes de armas y otras partes interesadas en el desarrollo de esos requisitos.

El desarrollo de este tipo de tecnología de seguridad "reduciría las muertes accidentales, el uso de armas robadas en actividades criminales y otros tiroteos trágicos", destacó Obama.

"Es el tipo de investigación y desarrollo que puede conducir a avances que pueden proteger a nuestros hijos de conformidad con la Segunda Enmienda", agregó el presidente.

La Segunda Enmienda de la Constitución de EEUU es la que garantiza el derecho de todos los ciudadanos a portar armas.

Obama insistió en que la mayoría de los estadounidenses, incluida una gran mayoría de los propietarios de armas, "reconoce la importancia de abordar la epidemia de violencia armada" en el país, algo que es posible hacer "a través de avances tecnológicos".

Como ejemplo, el presidente compartió una carta que le escribió en enero pasado una mujer de Poplar Bluff (Misuri), propietaria de armas y republicana, y que le mostró su apoyo por las medidas que Obama anunció entonces para tratar de reducir la violencia causada por las armas de fuego.

"Si nos preocupamos por nuestros hijos y nuestro país, podemos encontrar el coraje para unirnos y tomar acciones sensatas para hacer frente a nuestra epidemia de violencia armada", enfatizó Obama.

En 2013, Obama trató de presionar al Congreso para sacar adelante leyes para el control de la venta de armas de fuego, pero los legisladores ni siquiera aprobaron la propuesta que generaba más consenso y que buscaba implantar un sistema universal de verificación de antecedentes de los compradores.

En enero pasado, visiblemente emocionado y entre lágrimas cuando recordó a los 20 niños asesinados en el tiroteo en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut) en 2012, Obama presentó un paquete de medidas ejecutivas cuya pieza principal es una nueva regulación para ampliar la verificación de antecedentes de quienes compran un arma.

Una de las piezas fundamentales de ese paquete ejecutivo es la que requiere que toda persona que haga negocio con la venta de armas se registre, obtenga una licencia federal y, por tanto, asuma la obligación de revisar los antecedentes criminales y de salud mental de sus compradores.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus