•   Nueva York, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, aseguró ayer que el proceso de transición a la Casa Blanca "está muy bien organizado" y que solo él conoce a los "finalistas" de su Gobierno, en medio de fuertes críticas sobre la caótica gestión de su equipo.

"El proceso para decidir al gabinete y otros cargos está muy organizado. Soy el único que sabe quiénes son los finalistas", ha escrito Trump en su cuenta de Twitter después de que se revelase que se han producido bajas en el equipo que gestiona la transición.

Según medios estadounidenses, dos miembros de alto rango del equipo de Trump se han visto obligados a dejar sus puestos: el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y el excongresista y expresidente del comité de inteligencia de la Cámara, Mike Rogers.

Christie fue reemplazado por el vicepresidente electo, Mike Pence, como jefe del equipo de transición, mientras que Rogers, que se encargaba de la seguridad nacional en el proceso, anunció ayer su marcha.

Lea: Obama pide "tiempo y espacio" para presidente electo

La salida del gobernador de Nueva Jersey se debe al parecer a sus diferencias con el yerno de Trump, Jared Kushner, también integrante del equipo de transición, indican los medios, mientras que Rogers y otro miembro del grupo encargado de la seguridad nacional, Matthew Freedman, ambos considerados próximos a Christie, han sido destituidos, según The New York Times.

Christie era fiscal general de Nueva Jersey cuando el padre de Kushner fue juzgado y encarcelado por evasión de impuestos, contribuciones ilegales a campañas y manipulación de testigos en 2004.

Trump también quiso en su tuit evitar las especulaciones sobre quiénes serán los integrantes de su Gobierno a partir de enero próximo, cuando tome posesión de su cargo, al asegurar que solo él conoce a "los finalistas".

De momento, Trump solo ha hecho dos nombramientos de alto nivel, el pasado domingo: a su jefe de gabinete, puesto que asumirá el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus; y el jefe de estrategia y consejero senior, Stephen Bannon.

La elección de este último, considerado como una de las voces más destacadas de la derecha radical que apoya a Trump, ha sido muy criticada en círculos políticos y en la prensa, que recuerdan comentarios racistas y misóginos suyos de los últimos meses. 

El presidente electo mantiene estos días numerosas reuniones para perfilar el equipo que le acompañará en la Casa Blanca.

Vicepresidentes reunidos

El vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, dijo ayer que confía en que "todo estará en buenas manos" en el primer día del nuevo Gobierno que encabezará Donald Trump, al anotar que no está preocupado por la posibilidad de que el próximo presidente desmantele lo hecho en los últimos ocho años.

Biden y su esposa, Jill, recibieron ayer en su residencia, en el Observatorio Naval de Washington, al vicepresidente electo, Mike Pence, y su mujer, Karen.

De acuerdo con la oficina del vicepresidente, los Biden ofrecieron un almuerzo a sus invitados y les hicieron un recorrido por la residencia.

Al final del encuentro, Biden comentó a los periodistas que la reunión fue "muy, muy buena".

"Ningún Gobierno está listo el primer día. Nosotros no estábamos listos el primer día (...). Pero estoy seguro de que el día uno todo estará en buenas manos y ellos serán capaces de manejarlo todo", comentó Biden al ser preguntado sobre si la nueva Administración estará preparada desde el primer momento para funcionar.Después, a otra pregunta acerca de si le preocupa que el nuevo Gobierno desmantele todo lo hecho en los últimos ocho años, Biden contestó que "no".

Biden detalló que habló ayer con Pence de asuntos de política exterior y que le dijo a su sucesor que "estará disponible" para él en cualquier momento si necesita consejo o ayuda. "Sería inteligente rechazar la mayoría de mis ideas, pero creo que él (Pence) escuchará", bromeó Biden.

El jueves pasado, dos días después de las elecciones presidenciales, Biden y Pence se reunieron en privado durante una media hora en la Casa Blanca y un portavoz del vicepresidente electo calificó ese encuentro de "cálido y profesional".

Además, al día siguiente de las elecciones, Biden felicitó por teléfono a su sucesor y se ofreció para ayudarle con cualquier pregunta que tenga con el fin de asegurar una transferencia de poderes "suave" en la Vicepresidencia del país. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus