•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, manifestó hoy su confianza en que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, prosiga con el liderazgo del país norteamericano en el seno de la alianza militar y aplaudió la decisión de los socios europeos de aumentar el gasto en defensa.

"Estoy totalmente convencido de que el presidente Trump mantendrá el liderazgo de Washington en la OTAN, así como su destacado compromiso con la seguridad en Europa porque son cuestiones importantes para el Viejo Continente, pero también para Estados Unidos", afirmó el político noruego durante un acto organizado por el centro de estudios estadounidense German Marshall Fund.

En ese sentido, Stoltenberg recalcó "el profundo interés estratégico en una Europa estable y segura" por parte de la primera potencia mundial y calificó al Viejo Continente de "mejor amigo de América".

Además, recordó que Trump se declaró "admirador" de la OTAN durante la campaña electoral, aunque también la consideró un organismo "obsoleto" y demandó a los países miembros que "paguen su parte" si no quieren defenderse solos.

"Una Europa más fuerte, segura y próspera equivale a unos Estados Unidos más fuertes, seguros y prósperos. Es una lección esencial de la historia en el siglo XX y no deberíamos olvidarla", comentó el secretario general de la OTAN.

Así, el político noruego subrayó que el artículo 5 de la organización sobre defensa colectiva en caso de ataque a uno de los aliados solo se invocó "en solidaridad con Estados Unidos" tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

"Desde entonces, cientos de miles de tropas europeas han servido en Afganistán. Alrededor de un millar han perdido la vida. Y la OTAN sigue jugando un papel crucial en la lucha contra el terrorismo internacional", afirmó.

Ante la creciente inestabilidad en el Norte de África y Oriente Medio, el auge del Estado Islámico, la crisis de refugiados, la violación de la legislación internacional por parte de Rusia y las nuevas formas de guerra, incluidos los ciberataques, Stoltenberg aplaudió el incremento del gasto militar en Europa y negó que Trump haya sido el primer mandatario en exigir ese aumento.

"No es un secreto que Estados Unidos ha pedido a los aliados europeos más gasto en defensa. Lo hemos oído muchas veces, por parte de varios líderes americanos, desde Obama hasta Trump. También lo han solicitado todos los senadores y congresistas con los que me he reunido como secretario general", comentó.

Aun así, el político noruego recalcó que el alza de la inversión militar europea debe servir para reforzar y complementar la colaboración con la OTAN y no para competir con ella.

"Debemos asegurar que el incremento del presupuesto militar refuerza y no debilita la relación transatlántica", precisó el secretario general de la OTAN, convencido de que la Unión Europea no creará un ejército común y seguirá basando la defensa colectiva en la Alianza Atlántica.

Igualmente, explicó que en la cumbre celebrada en Gales en 2014 los aliados decidieron detener los recortes en defensa y destinar al ejército el 2 % del producto interior bruto (PIB) en cada país en el plazo de una década, medida que aportaría 100.000 millones de dólares adicionales a la organización.

"Este año, espero un incremento real del 3 % en Europa y Canadá. Pero más allá de Estados Unidos, solo cuatro estados de la OTAN invierten el 2 % de su PIB en defensa", comentó.

Durante su intervención, Stoltenberg también admitió que varios militares turcos destinados en misiones de la Alianza Atlántica han pedido asilo en los países en los que se encuentran, tras el fallido golpe de Estado del pasado julio en Turquía.

"Como siempre, los Estados miembros en el ámbito nacional evaluarán y tomarán una decisión sobre cada solicitud", afirmó.

Sobre Rusia, puso el acento en la importancia de mantener el diálogo político, aunque no se alcancen acuerdos en los temas tratados. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus