•   Washington, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que la asesoría de un influyente general lo hizo cambiar de opinión sobre la eficacia de la tortura, que llegó a defender durante la campaña electoral.

En una conversación con periodistas del diario The New York Times, Trump dijo que una conversación con el general James Mattis -un jefe militar famoso por su retórica brutalmente directa- le ofreció una nueva perspectiva.

Durante el encuentro, Mattis "me dijo: 'Nunca pensé que (la tortura) fuese útil. Denme un par de cervezas y un paquete de cigarrillos y puedo conseguir más", narró Trump durante el encuentro.

"Quedé muy impresionado con esa respuesta", dijo el presidente electo.

Durante la campaña electoral, Trump había criticado al actual presidente, Barack Obama, por haber prohibido la práctica del ahogo inducido contra detenidos.

"La tortura funciona, ¿ok? Créanme: funciona", llegó a decir Trump durante un acto de la campaña electoral, para prometer volver autorizar el ahogo inducido y cosas "peores, mucho peores".

En un evidente cambio de tono, el presidente electo dijo este martes a periodistas que ahora admite que la tortura "no hará la enorme diferencia que mucha gente piensa".

Mattis -conocido por el apodo de "Mad Dog" (Perro Loco)- es considerado uno de los favoritos para un puesto en el gabinete de Trump, posiblemente como secretario de Defensa.

Lea: Trump anuncia salida de EE. UU. de Transpacífico

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus