•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades colombianas permanecen en alerta por el paso de Otto que, a pesar de que luego de alcanzar la categoría 1 bajó de nuevo a tormenta tropical, obligó a la suspensión de los vuelos desde y hacia la isla de San Andrés, así como al cierre de las playas del turístico departamento.

En su pronóstico del tiempo para este miércoles, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) manifestó que en San Andrés habrá "cielo cubierto, lluvias de variada intensidad y rachas de viento con alta probabilidad de actividad eléctrica".

Por su parte, la Aeronáutica Civil (Aerocivil) de Colombia manifestó que desde la noche del martes se realiza un "monitoreo cada dos horas de las condiciones meteorológicas de San Andrés".

La operación aérea desde y hacia el aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla, de San Andrés, estará cerrada a partir de las 13.00 hora local de ayer hasta las 7.00 hora local de ayer.

La Aerocivil sugirió a las aerolíneas "mantenerse actualizadas" sobre las condiciones meteorológicas, recomendó a las tripulaciones evitar cruzar, por la zona por ser de "fuerte turbulencia" y les pidió reportarse "en caso de encontrar situaciones desfavorables".

Asimismo, sugirió que para abastecerse de combustible las aeronaves se dirijan al aeropuerto de la ciudad de Barranquilla, en el norte del país, como alterno.

Otto se degradó a tormenta tropical mientras se aproxima a Costa Rica y Nicaragua con vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora (110 km/h), informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

El séptimo huracán de la actual temporada ciclónica en el Atlántico se desplaza en dirección oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 5 millas por hora (7 km/h), señaló el CNH en su boletín de las 12.00 GMT de ayer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus