•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Fidel Castro estaba destinado a morir de forma natural. Los más de 600 atentados que planificaron en su contra no acabaron con su vida, pese a que se usaron mujeres y se pensó en puros explosivos y en trajes envenenados para liquidarlo.

Castro, quien llegó al poder en Cuba en 1959 y murió la noche del viernes, marcó la historia de Latinoamérica, del mundo y en especial la de Estados Unidos, donde ha sido visto como un némesis.

Diez presidentes de Estados Unidos lidiaron con el mandatario cubano. Castro también vio pasar a cinco papas, fue testigo del fin de la guerra fría y fue el protagonista del embargo económico contra Cuba.

Estos son algunos de los atentados más famosos que se prepararon contra Fidel Castro:

Los puros. Una de las pasiones de Fidel Castro, fumar puros, fue usada para tratar de matarlo. Se dice que trataron de dar al dirigente cubano un puro en el cual iba un explosivo. En otra ocasión elaboraron un puro envenenado.

El amor. La más famosa de las historias relacionadas con los atentados a Fidel Castro tiene nombre y apellido: Marita Lorenz. La mujer alemana habría sido contratada para acabar con la vida del mandatario cubano dándole cápsulas envenenadas. Finalmente, la espía tuvo un romance con el dirigente cubano.

Veneno. El uso del veneno fue clave en casi todas las estrategias pensadas para matar a Fidel Castro. Trajes para causar una enfermedad en la piel, pañuelos y hasta batidos envenenados se hicieron llegar al mandatario, quien sorteó todos los peligros.

La barba. Además del puro y del traje militar, a Fidel Castro se le reconoce por su larga barba, que prometió no cortársela hasta cumplir con sus metas de “justicia social”. Por tal motivo se contempló ponerle sal de talio en un puro o en sus zapatos para botarle el vello facial.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus