•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchos rusos lloran  la muerte del "camarada Fidel" con una presencia masiva ante la embajada cubana en Moscú, donde se oían llantos, consignas revolucionarias y deseos de que la isla siga la senda socialista.

"Quería estar con el pueblo cubano en este día de duelo. A Fidel lo queremos mucho, tanto como si fuera uno de nosotros", señaló a Efe Gueorgui, que no podía contener las lágrimas, en el español que aprendió cuando trabajó en la isla como geólogo.

La verja de la legación diplomática cubana no daba ayer abasto para el mar de flores, en su mayoría rojas, que los moscovitas comenzaron a depositar ya anteayer, sábado, el día en que se conoció la muerte del líder cubano Fidel Castro.

La tradicional gorra revolucionaria y los sombreros de paja colgaban de la verja, pero también se podían ver puros habanos, fotos, dibujos, cartas de amor, banderas y velas que resistían estoicamente el intenso aguanieve.

Lea: Venezuela decreta 3 días de duelo nacional por fallecimiento de Fidel Castro

Algunos incluso trajeron retratos artísticos del líder revolucionario cubano, como Yaroslav, al que su padre, Ígor, le había encargado hace tres meses ese cuadro.

"Fidel era el Espartaco de nuestro tiempo. El último líder que luchaba por la libertad. No hay otro igual en el mundo", comentó a Efe Ígor, barbudo como el fallecido mandatario.

"Viva Fidel, viva Cuba", "Justicia y Socialismo", "Venceremos" o "Hasta siempre, comandante. Siempre estarás en nuestros corazones", rezaban algunos de los carteles.

"Fidel era un símbolo revolucionario para todo el mundo. Tengo la esperanza de que el pueblo cubano vencerá", sentenció Gueorgui antes de sumarse a la fila para firmar en el libro de condolencias de la embajada, donde reinaba un silencio sepulcral.

Junto al libro de condolencias figuraba la foto de Castro con el presidente ruso, Vladímir Putin, quien visitó la isla nada más llegar al Kremlin en el año 2000 y recientemente condonó casi toda la deuda externa contraída por Cuba con la URSS.

Pese al tiempo desapacible que reinaba ayer en la capital rusa, cientos de personas se acercaron para despedirse del "Comandante", palabra que los más viejos aprendieron en su juventud y pronuncian en español casi sin acento.

NOSTALGIA

Había muchos nostálgicos comunistas —algunos de ellos con banderas soviéticas con la hoz y el martillo—, como es el caso de Tatiana, quien recuerda cómo Fidel fue recibido como un héroe cuando visitó por vez primera la URSS en 1963, viaje que se prolongó durante 40 días.

"Ha muerto un gran hombre con cuyo nombre está vinculado todo lo que ha pasado y sigue pasando en el mundo. Independiente de donde se encontrara uno, Fidel era tenido en cuenta. O lo amaban o lo odiaban", señaló a sus 73 años.

Cree que aún son "muchos" los países que desean vivir una revolución liberadora como la cubana, ya que lo que le pasó a la isla en 1959 "fue una felicidad".

No se atreve a pronosticar qué ocurrirá con Cuba ahora que Fidel ha muerto, aunque tiene la esperanza de que su hermano, Raúl Castro, tome la senda correcta.

"Lo importante es que no les pase lo mismo que a nosotros (la desintegración de la Unión Soviética). Que Cuba siga siendo como es ahora o aún mejor", insistió.

El KOMSOMOL

Pero también había adultos y jóvenes, como la familia de Alexéi, que estuvo en Cuba hace dos años de vacaciones y acudió al completo a rendir tributo al fallecido político.

Sus dos hijas y su nieto se personaron en la embajada con la gorra revolucionaria que compraron como suvenir cuando paseaban por el casco antiguo de La Habana.

No podía faltar el Komsomol (las juventudes comunistas), cuyos miembros llegaron como una unidad de choque para homenajear a uno de sus ídolos predilectos.

"El Partido Comunista y el Komsomol siempre han admirado al pueblo cubano y a sus líderes como un ejemplo de abnegación en la lucha revolucionaria", comentó a Efe Denís Parfiónov, diputado de la Duma a sus 29 años.

El joven político se mostró "convencido" de que "el sabio pueblo cubano mantendrá el rumbo marcado por el comandante y conservará las conquistas sociales, uno de los mejores ejemplos de los logros del socialismo".

Parfiónov cree que los ideales que defendió Fidel toda su vida "son eternos" y que los revolucionarios latinoamericanos, como el Che Guevara, siguen siendo igual de atractivos para las nuevas generaciones.

"Sus ideales son como estrellas en el cielo oscuro. Hoy ha venido gente con carteles que dicen: la Revolución es Inmortal", señala un diputado que nació en plena Perestroika, proceso de reforma vilipendiado por Castro y que dejó a la isla en 1991 sin su principal aliado comunista. 

Lea: Homenajes póstumos al jefe de la revolución

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus