AFP
  •   Alepo, Siria  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ONU calificó este martes de "aterradora" la situación de los civiles en el este de Alepo, donde las tropas gubernamentales acorralan a los rebeldes en sus bastiones destrozados por los violentos bombardeos de los últimos días.

En tres días, los soldados de Bashar al Asad se adueñaron de más de un tercio de la zona rebelde en la segunda ciudad del país, el mayor frente abierto en el conflicto sirio, que dejó más de 300,000 muertos en más de cinco años.

En los últimos meses, el ejército sirio lanzó varias ofensivas para reconquistar el este de Alepo, en manos de los rebeldes desde 2012.

Pero no consiguió grandes avances hasta la última operación lanzada el 15 de noviembre, que permitió romper las defensas rebeldes, incapaces de resistir al poderío terrestre y aéreo desplegado por el régimen y sus aliados extranjeros, como la aviación rusa y el Hezbolá libanés.

'Bombardeos a ciegas'

El rápido avance del ejército provocó que cerca de 16.000 civiles huyeran del este de Alepo "en los últimos días", anunció este martes el responsable de operaciones humanitarias de la ONU, Stephen O'Brien.

Según Naciones Unidas, 10,000 civiles se dirigieron al oeste de la ciudad, controlado por el régimen, mientras que entre 4,000 y 6,000 personas encontraron refugio en el pequeño enclave de Sheij Maqsud, en manos de las fuerzas kurdas.

Otros miles de civiles huyeron hacia el sureste de Alepo, después de que el régimen reconquistara el noreste de la ciudad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus