•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Medio siglo después, Fidel Castro y el Che Guevara, íconos de rebeldía en el mundo, se reencontraron en Santa Clara, en la escala más simbólica del viaje que lleva las cenizas del líder de la Revolución cubana.

Los restos de Fidel Castro fueron llevados hasta el monumento donde reposan los de su entrañable amigo de armas, a quien vio por última vez en 1966 antes de que fuera ejecutado en Bolivia un año después.

Allí, pasaron la noche y este martes recibieron otro multitudinario homenaje antes de proseguir su rumbo a Santiago de Cuba, donde serán inhumados el domingo.

"Van a estar al final juntos, como mucho tiempo atrás estuvieron en la guerrilla", afirmó emocionada Madeline Villegas, de 31 años.

Cinco excombatientes del ejército rebelde desempolvaron sus medallas para despedir al "Comandante en Jefe". Con el pecho henchido, oyeron sonar el himno cuando la caravana con los restos de Fidel Castro se detuvo frente a la la biblioteca José Martí, en el centro de la ciudad.

Además: Nicas becados en Cuba rinden honores a Castro en Estelí

"¡Viva Fidel!" El grito unánime se oyó fuerte en Santa Clara en medio del sobrevuelo rasante de un helicóptero. Otra vez llanto y recuerdos se juntaron. Los más jóvenes como Talía Jiménez, una estudiante de preuniversitario de 16 años, sintió que "en esa urna no iba Fidel", que el padre de la Revolución cubana se había quedado con el Che. El recorrido seguirá por las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus