•   Atenas, Grecia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La capital griega se despertó hoy cubierta de un manto blanco tras una larga nevada que duró toda la noche -un espectáculo inusual para los locales, que no veían nevar así desde 2008- y que provocó cortes de tráfico, incluso en el centro de la ciudad.

La nieve y el hielo provocaron el corte del tráfico en la carretera periférica de la colina de Licabeto, mientras que los itinerarios de varias líneas de autobuses fueron modificados.

Por decisión del Ayuntamiento de Atenas todas las escuelas y centros educativos de la capital griega permanecieron hoy cerradas.

Te interesa: Temperaturas de hasta 33 grados bajo cero provocan 38 muertos

Además, el Ayuntamiento decidió prolongar hasta el viernes el funcionamiento nocturno de salas municipales donde pueden refugiarse estos días los cerca de 20,000 sintecho de la capital.

La misma decisión tomó la compañía del metro ateniense, que desde el fin de la semana mantiene abiertas toda la noche cinco estaciones en el centro de la capital.

En el norte de Grecia y en varios distritos de Grecia central las temperaturas siguen por debajo de los 10 grados bajo cero.

La Universidad de Macedonia, en Salónica (norte), no ha podido abrir por segundo día consecutivo debido a la avería de su sistema de calefacción.

Decenas de carreteras permanecen cortadas en todos los distritos montañosos del país, incluso en los de Creta, uno de los puntos de Europa más cercanos a África.

Lea además: Intensa ola de frío congela gran parte de Europa y deja más de 20 muertos

En el norte del mar Egeo los fuertes vientos provocaron la interrupción de los itinerarios de los ferris.

Las islas de Cefalonia y Zante, en el mar Jónico, en el oeste de Grecia, sufrieron esta noche inusuales nevadas.

Las malas condiciones meteorológicas obligaron a volver a Atenas al avión en el cual el ministro de Migración, Yanis Muzalas, iba a viajar a la isla de Lesbos, pues fue imposible aterrizar en el aeropuerto de Mitilene.

En esta misma isla miles de refugiados que pernoctan en el campo de Moria llevan cuatro noches en tiendas sin calefacción, lo que ha sido denunciado en numerosas ocasiones por las ONG y organizaciones como Médicos Sin Fronteras.