•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco expresó hoy su cercanía a la "querida" población de Perú, que en los últimos días ha registrado unas inundaciones en las que han fallecido más de 60 personas y que han provocado cuantiosos daños materiales.

"Quiero transmitir mi cercanía a la querida población de Perú, duramente afectada por devastadoras inundaciones. Rezo por las víctimas y por quienes se afanan en ofrecer socorro", dijo el pontífice tras el rezo del Ángelus ante la plaza de San Pedro.

Perú ha sufrido en los últimos días una serie de inundaciones con efectos devastadores que se han saldado con 69 fallecidos, 170 heridos, 12 desaparecidos y 72,000 damnificados y más de medio millón de afectados, de acuerdo al último informe oficial.

Además del balance humano, las inundaciones han provocado cuantiosos daños materiales, como la destrucción de puentes y cortes del suministro de agua y electricidad en las principales ciudades del litoral peruano. 

Para ayudar a la reconstrucción y recuperación de las zonas afectadas en la región de Lima, el Gobierno de Perú declaró ayer en emergencia 42 municipios de ese céntrico departamento, 39 situados en Lima y tres en el Callao, la ciudad portuaria aledaña a la capital. Las inundaciones dejan hasta ahora 62 muertos, 170 heridos, 11 desaparecidos, 62,000 damnificados y unos 500,000 afectados, según las últimas cifras oficiales ofrecidas por el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

Las lluvias se dan por un atípico fenómeno climatológico de El Niño, que ha calentado inusitadamente la superficie marina del litoral peruano, lo que a su vez provoca intensas e inusuales lluvias en su costa desértica, que devienen en aniegos, desbordes de ríos y deslizamiento de tierras, conocidos en Perú con el término quechua "huaicos".