•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Brasil, Michel Temer, sostuvo este domingo en Brasilia reuniones de emergencia con ministros, empresarios y embajadores extranjeros por el escándalo de alimentos adulterados que amenaza con dañar las finanzas y la imagen del mayor exportador de carne bovina y avícola del mundo.

El mandatario recibió a sus ministros de Agricultura, Blairo Maggi, y de Comercio Exterior, Marcos Pereira, junto a representantes de los frigoríficos. Luego se reunió con los embajadores de los mayores mercados de carne de la potencia sudamericana, informó el Palacio presidencial de Planalto.

Una investigación policial de dos años destapó el viernes un esquema en el que inspectores sanitarios supuestamente recibían sobornos de los frigoríficos para autorizar la venta de alimentos no aptos para el consumo.

Más de 30 personas fueron detenidas hasta el momento y al menos tres frigoríficos fueron clausurados temporalmente, uno dedicado al sacrificio de pollos (del grupo multinacional BRF) y dos de la empresa local Peccin que fabricaba mortadelas y salchichas, precisó el Ministerio de Agricultura.

Otros 21 establecimientos están bajo investigación y la cartera de Agricultura apartó de su cargo a 33 funcionarios involucrados en el esquema.

El caso desató las alarmas fuera de Brasil, que vende carne a unos 150 países.

Riesgo para negociaciones UE-Mercosur

"Pedimos esclarecimientos completos y urgentes al Ministerio de Agricultura", afirmó el sábado en Twitter el embajador de la UE en Brasil, Joao Cravinho.

El subsecretario de Asuntos Económicos de la cancillería brasileña, Carlos Marcio Cozendey, admitió que si se descubre que las irregularidades afectan a todo el sistema, y no solo a unos pocos frigoríficos, "eso realmente complicaría las negociaciones".

Cozendey espera que la reunión de este domingo sirva para que el Gobierno brasileño explique detalladamente a los embajadores las dimensiones del problema y que cualquier medida adoptada por los países extranjeros sea "proporcional" a los hallazgos.

"Espero que esto no se aproveche para cerrar mercados injustificadamente", advierte.

La próxima ronda negociadora entre los dos bloques debe realizarse a fin de mes en Buenos Aires.

Las exportaciones brasileñas de carnes a la UE sumaron 1,366 millones de dólares en 2016, segun el MDIC.