•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó firmemente el último test de misil de Corea del Norte y amenazó con imponer nuevas sanciones contra Pyongyang por su “conducta altamente desestabilizadora”.

En una declaración adoptada por unanimidad, el Consejo solicitó a Corea del Norte “no realizar más pruebas nucleares” y expresó que las “actividades ilegales con misiles” de Pyongyang están “incrementando enormemente la tensión en la región y fuera de ella”.

A la vez, amenazó con “tomar otras medidas significativas, incluyendo sanciones” para responder a la crisis surgida por los lanzamientos de misiles norcoreanos.

En declaraciones anteriores, el Consejo ya había amenazado con tomar medidas, pero en esta ocasión el texto especificó la palabra “sanciones”, subrayando un tono más fuerte del Consejo.

“Si tenemos que empezar a examinar sanciones u otras acciones, lo haremos”, dijo a la prensa la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley.

“Nadie en el Consejo quiere que Corea del Norte siga adelante con ningún tipo de ensayos o lanzamientos”, añadió, al tiempo que señaló que la declaración de la ONU lo deja “muy claro”.

El cuerpo ejecutivo de Naciones Unidas aprobó el proyecto de resolución propuesto por Estados Unidos, luego de que Rusia insistiera en que la necesidad de alcanzar una solución pacífica “a través del diálogo” fuera incluida en la versión final del texto. 

Rusia había bloqueado la versión anterior de la declaración, presentada luego de que Pyongyang realizara una prueba fallida el domingo pasado, incluso cuando China, aliado de Corea del Norte, había respaldado el proyecto.

El embajador interino de Rusia, Petr Iliichev, negó haber bloqueado la declaración y dijo que Estados Unidos había roto “de modo abrupto” las conversaciones sobre una postura consensuada.

Irán es el “principal culpable” de conflictos regionales 

Por otra parte, Estados Unidos instó al Consejo de Seguridad a prestar más atención a las actividades “increíblemente destructivas” de Irán en Oriente Medio y menos al conflicto palestino-israelí. 

Haley consideró que Irán es el “principal culpable” de los conflictos en esa región.

“La cuestión israelo-palestina es importante y merece atención”, reconoció Haley, quien no obstante consideró que “la naturaleza increíblemente destructiva de las actividades iraníes y de Hezbolá en Oriente Medio requieren mucha más atención”.

El embajador iraní ante la ONU reaccionó acusando a Estados Unidos de llevar a cabo una “campaña de propaganda engañosa” contra su país.

“Estados Unidos y el régimen israelí quieren sacar la cuestión palestina -que es central en todos los conflictos en Oriente Medio- de todos estos debates”, dijo Gholamali Khoshroo.

“Al culpar a cualquiera que no sea el ocupante, Estados Unidos pretende borrar la cuestión en lugar de abordarla”, añadió.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus