•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Así se lo expresó la embajadora de EE. UU. ante la ONU, Nikki Haley, al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zeid Ra’ad Al Hussein, en una reunión que mantuvieron el jueves en Nueva York.

Según el comunicado oficial difundido este viernes por la oficina de Haley, en esa reunión la embajadora animó a Zeid a que “ayude a contrarrestar la obsesión del Consejo de Derechos Humanos con Israel”.

Haley, agrega la nota, está preocupada por el hecho de que los miembros del Consejo de Derechos Humanos “promueven la agenda anti-Israel, desviando la atención de algunos de los peores abusadores de derechos humanos como Siria, Irán, Corea del Norte y Venezuela”.

Las declaraciones de Haley están en línea con otras manifestaciones hechas durante la campaña electoral por el entonces candidato presidencial republicano, Donald Trump, acerca del papel de la ONU frente a Israel.

El comunicado no recoge la respuesta que pudo dar en esa reunión Zeid, que tiene su oficina en Ginebra, y llegó en las últimas horas a Nueva York. Su oficina tampoco ha informado sobre esa reunión con Haley.

Reacción

En horas de la mañana de este viernes el gobierno de Maduro dijo en un comunicado que las “agresiones del presidente Trump contra el pueblo venezolano, su gobierno y sus instituciones han sobrepasado todos los límites”.

“Son un absurdo de antología las expresiones proferidas por el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, siendo que en su país se violan en forma horrible, sistemática y masiva los derechos humanos”, aseguró el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas.

Cuestionó que Trump se pronunciara “al lado del presidente del país que es el principal productor de drogas del mundo”, en alusión al gobernante colombiano, Juan Manuel Santos. 

Villegas advirtió que “en tan solo cuatro meses de Gobierno”, Trump “se ha reunido con tres presidentes de la región y ha llamado al menos a otros cuatro para alentar el injerencismo grosero de esos Gobiernos a través de la Organización de Estados Americanos y de su abyecto secretario general, el uruguayo Luis Almagro”.

Caracas arremetió igualmente contra los Gobiernos de Argentina, Colombia y Perú, con cuyos mandatarios Trump ha discutido la crisis venezolana en los últimos meses.

El gobierno fue especialmente crítico con Colombia, señalando que Trump había agredido a Venezuela junto al presidente del país que produce más drogas en el mundo.

También atacó a México, indicando que este país se ha convertido en un “estado fallido a merced de la violencia, la desigualdad y el narcotráfico”.

50 días de protestas

Mientras tanto la oposición venezolana se propone hacer este sábado su “mayor demostración de fuerza” desde que se volcó a las calles, hace 50 días, para presionar por elecciones generales que saquen del poder al presidente Nicolás Maduro.

Pese a las 47 muertes que dejan las protestas, los opositores convocaron a una nueva marcha que, confían, superará a la del 19 de abril, la más multitudinaria de esta oleada.

“El día 50 de la resistencia daremos la mayor demostración de fuerza de este período”, aseguró Juan Andrés Mejía, parte de un grupo de jóvenes diputados que lideran las manifestaciones.

¡Saca tus manos cochinas de aquí, ya basta de intervencio-nismo imperialista!" Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El objetivo será “demostrarles a quienes piensan que nos han hecho retroceder, que estamos más activos que nunca, que el pueblo está más comprometido con el cambio”, añadió en rueda de prensa.

Desde que empezaron las manifestaciones opositoras el 1 de abril, ha habido cientos de heridos y unos 2.200 detenidos, según la ONG Foro Penal. Al menos 159 de esas personas han sido encarceladas por orden de tribunales militares.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus