•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

 La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, calificó hoy como un "retroceso" la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que avala la celebración de elección de una Asamblea Nacional Constituyente para modificar la Constitución sin hacer una consulta previa a los ciudadanos.

"Esta sentencia es un retroceso en materia de derechos humanos (...) Ahora se pretende vulnerar la progresividad de los derechos humanos mediante un proceso constituyente donde la participación popular ha sido reducida a su mínima expresión", dijo la titular del Ministerio Público tras consignar un documento en la máxima corte. 

 

Ortega recordó que un referendo validó el llamado del entonces presidente Hugo Chávez a la Constituyente de 1999, que redactó la actual Carta Magna, pero en el proceso convocado por Maduro -dijo- la "participación popular ha sido reducida a su mínima expresión".

La fiscal, de orígenes chavistas y quien en los últimos días ha recibido duros ataques de dirigentes del gobierno que la tildan de "traidora", cuestionó que haya sido el presidente quien directamente convocó la Asamblea Nacional Constituyente.

"Igualmente hemos solicitado la aclaratoria de si perdió vigencia la democracia participativa y protagónica (...) de la letra de la sentencia parece se elimina", agregó la funcionaria.

Ortega señaló que, según la ley, el presidente puede tener la iniciativa de llamar a una Asamblea Constituyente, pero es "al pueblo" al que le corresponde convocar.

El fallo del TSJ, acusado por la oposición de aliado del gobierno, no menciona expresamente la consulta popular como requisito para la convocatoria ni para refrendar la nueva Constitución.

Este jueves, por segundo día consecutivo, se realiza la inscripción de candidaturas para la Constituyente, en la que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió no participar por considerar "fraudulento" el proceso con el que chavismo, asegura, busca perpetuarse en el poder.

La elección de asambleístas está prevista para finales de julio.

Hace dos semanas, Ortega cuestionó el llamado a Constituyente, según una carta filtrada a la prensa, al estimar que "acelerará" la crisis en medio de manifestaciones opositoras que dejan 60 muertos en dos meses.

De ese modo, ensanchó la grieta abierta tras denunciar como "una ruptura constitucional" sentencias con las que el TSJ se adjudicó temporalmente las facultades del Parlamento, único poder controlado por la oposición.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus