•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La tasa de suicidios subió en Uruguay a niveles que no se veían desde 2002 tras la mayor crisis económica, informó el lunes el gobierno, que está ampliamente preocupado por el tema y trazó un plan para bajarla en 10% para 2020.

En el marco del Día Nacional de Prevención del Suicidio, el Ministerio de Salud Pública (MSP) uruguayo lanzó un alerta e indicó que entre 2013 y 2016 las cifras fueron en alza: la tasa de 2013 fue de 16,13 casos cada 100.000 habitantes; en 2014 llegó a 17,4 casos; pero en 2015 y 2016 aumentó a 18,55 y 20,37, respectivamente.

Las autoridades uruguayas están preocupadas por el alza. La subsecretaria de Salud, Cristina Lustenberg, aseguró en un acto que el suicidio es uno de los mayores problemas sanitarios de la población uruguaya y que el tema "hay que ponerlo en la discusión pública". Acotó que se trata de una tendencia mundial.

La cartera trazó además un plan por el cual espera poder reducir 10% estos decesos para 2020 y realiza un monitoreo exahustivo del asunto.

En 2002, luego de la durísima crisis económica que estalló en el cono sur del continente, Uruguay -de unos 3,4 millones de habitantes- tuvo una tasa de 20,62 casos, cuando en 2001 el registro había sido de 15,04.

Las muertes por autoeliminación en 2016 llegaron a 709, contra 690 por la misma causa en 2002.

Expertos uruguayos han reiterado la necesidad de quitar el manto de "tabú" que existe en el tema y que se ahonde en los aspectos sociales para poder realizar un viraje de timón. Además por cada suicidio consumado hay en promedio unos siete intentos fallidos.

Por norma no se publican en los medios los casos de autoeliminación y no obtienen repercusión pública, en un intento por no "contagiar" a potenciales suicidas.

Las franjas de población más vulnerables son los ancianos de más de 65 años y las personas de 18 a 35 años. Uruguay y Cuba son los países latinoamericanos con las tasas más altas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus