•   Motreal, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los incendios que arrasan Columbia Británica continuaban este martes ardiendo sin tregua en esta provincia del oeste de Canadá, donde 40,000 personas evacuadas aún no han podido regresar a sus casas.

Un total de 159 incendios están activos, de los cuales 60 están fuera de control, y más de 188.000 hectáreas de terrenos y bosques han sido quemadas, según el último informe del centro CIFFC.

Cerca de 3,000 bomberos combaten los incendios, ayudados por 200 helicópteros y aviones.

Mil vecinos de la localidad de Cache Creek, a menos de 100 km al oeste de la ciudad de Kamloops, comenzaron a volver a sus viviendas tras huir hace 11 días por el avance de las llamas.

"Los habitantes deben recordar que Cache Creek sigue en alerta de evacuación" porque el incendio de Ashcroft, el más importante de la provincia, sigue activo y descontrolado al sur, advirtieron las autoridades regionales.

En Kamloops, donde viven 100.000 personas, voluntarios y equipos de emergencia se preparaban para recibir a miles de damnificados.

Los evacuados reciben agua, víveres y consejos para pedir indemnizaciones.

Los incendios al este de las Montañas Rocosas obligaron por otro lado a cerrar parcialmente algunos parques nacionales, como el Banff de Alberta, que cada año recibe a unos cuatro millones de turistas.

Al igual que el estado estadounidense de California (oeste), Columbia Británica es víctima muy a menudo de incendios. El tamaño de los de este año es similar a los de 2003, que obligaron a evacuar a 50.000 personas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus