•   Washington, Estados Unidos, Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente estadounidense Donald Trump acordará conversar con su par venezolano, Nicolás Maduro, “tan pronto la democracia sea restaurada en ese país”, dijo la Casa Blanca.

“El presidente Trump con gusto conversará con el líder de Venezuela tan pronto la democracia sea restaurada en ese país”, dijo la Presidencia estadounidense en una nota, indicando que Maduro solicitó el viernes una conversación telefónica con su par estadounidense.

“Estados Unidos está con el pueblo de Venezuela frente a la continua represión del régimen de Maduro”, apuntó también en el comunicado. Más temprano del mismo viernes, Trump dijo que evalúa “una posible opción militar” de Estados Unidos en Venezuela, en respuesta a la creciente crisis política y económica en ese país.

La Casa Blanca señaló que desde que Trump asumió la Presidencia estadounidense en enero ha instado a Maduro a respetar la constitución de su país, celebrar elecciones libres y justas, liberar a presos políticos y detener violaciones a los derechos humanos.

“El régimen de Maduro ha rechazado atender ese llamado, que ha sido evocado en toda la región y el mundo. En cambio, Maduro ha elegido el camino de la dictadura”, afirmó la Casa Blanca.

Las declaraciones del pasado viernes del mandatario estadounidense son el primer amago de utilizar a las fuerzas armadas como “opción” en Venezuela, contra cuyo Gobierno había liderado una ofensiva diplomática desde que llegó al poder.

A pesar de la tensión entre los dos países, ayer sábado el canciller venezolano, Jorge Arreaza, se reunió con el encargado de negocios de Estados Unidos en Caracas, Lee McClenny, en el marco de una convocatoria al cuerpo diplomático que hace presencia en el país.

“Yo le dije: ‘¿qué vía quieren ustedes? ¿La del diálogo? Aquí está nuestra mano. ¿Quieren otra vía? Bueno, estaremos aquí también para defender la patria y para enfrentarlos en cualquier terreno’”, contó Arreaza luego de la reunión.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia venezolana hizo votos para que el gobierno de Nicolás Maduro pueda “recomponer las relaciones de respeto” no solo con Estados Unidos, sino con todos los países que en los últimos meses han criticado sus decisiones, especialmente la instalación de una plenipotenciaria Asamblea Constituyente.

América Latina rechaza acción militar

Varios países de América Latina, incluidos algunos críticos con el Gobierno de Venezuela, rechazaron ayer que la crisis que enfrenta el país caribeño se solucione a la fuerza, luego de que el presidente de EE. UU., Donald Trump, haya dicho que no descarta una “opción militar” ante esta situación.

El mandatario estadounidense aseguró este viernes que tiene “muchas opciones” para Venezuela, incluida la militar, ya que “no está muy lejos” y “la gente está sufriendo y están muriendo”.

Perú, cuyo Gobierno también ha chocado con el del presidente venezolano, Nicolás Maduro, al punto de expulsar este viernes al embajador en Lima, se sumó a la voz de rechazo de “todo intento interno o externo para recurrir a la fuerza” en esta situación.

Para la administración de Pedro Pablo Kuczynski “la única vía aceptable para recobrar la democracia” es el diálogo, sin dejar de reiterar su condena a la ruptura del orden democrático en ese país.

“La crisis en Venezuela no puede resolverse mediante acciones militares, internas o externas”, rehusó, por su parte, el Gobierno mexicano, que expresó su rechazo “al uso o amenaza de uso de la fuerza en las relaciones internacionales”.

México recordó que el pasado 8 de agosto 12 países adoptaron la Declaración de Lima y en ella, además de condenar la situación que vive Venezuela, “rechazaron de manera enérgica la violencia y el uso de la fuerza”.

Mercosur contra uso de la fuerza

El bloque integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, denominado Mercosur, también desestimó el uso de la fuerza en el país caribeño y consideró que el único instrumento “aceptable” para la “promoción de la democracia” es “diálogo y diplomacia”.

Estas voces coincidieron a las de los tradicionales aliados de Venezuela, entre ellos Nicaragua, que se solidarizó con el gobierno de Maduro al asegurar que “nuevamente la voz de los imperios se manifiesta contra nuestra América Latina caribeña”.

“Nuestra América, que está hecha de vigor y de gloria, que está hecha para la dignidad, se alza en reclamo urgente de respeto y, sobre todo, en exigencia de reconocer el derecho de nuestros pueblos a la paz, a la seguridad, y a modelos propios para el desarrollo político, económico y social”, dijo el gobierno de Daniel Ortega.

También el presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a la derecha internacional de guardar un “silencio cómplice” ante la “amenaza de intervención” realizada contra Venezuela por Trump y el “afán intervencionista armado” de EE. UU.

Venezuela marca viaje de Pence en L.A.

El vicepresidente de EE. UU., Mike Pence inicia hoy una gira latinoamericana que lo llevará a Colombia, Argentina, Chile y Panamá, la visita de mayor nivel a la región de la nueva Administración, y tras el anuncio del presidente Donald Trump de no descartar la “opción militar” en Venezuela.

“La situación en Venezuela demuestra la división entre el futuro y el pasado de América Latina”, indicó un alto funcionario de la Casa Blanca, quien pidió el mantener anonimato, en conferencia telefónica antes de iniciar el viaje.

“Colombia, Argentina, Chile y Panamá representan el futuro, el futuro de la libertad, la oportunidad, el comercio y el crecimiento, mientras que Venezuela va hacia el pasado de dictaduras y opresión”, agregó.

De este modo, Pence buscará remarcar el compromiso del gobierno de Trump con Latinoamérica, y reforzar el esfuerzo multilateral para aislar a Venezuela, inmersa en una profunda crisis económica y con la reciente instauración de una Asamblea Nacional Constituyente que Washington considera “ilegítima”.

“Lo importante de estos cuatro países es que es un enfoque multilateral y regional. Hemos sido firmes tanto en palabras como en hechos contra el régimen (del presidente venezolano Nicolás) Maduro, y es importante sumar a otros en la región”, agregó el funcionario, quien destacó las varias rondas de sanciones económicas del Tesoro de EE. UU. a altos cargos venezolanos, entre ellos a Maduro.

Colombia contra uso de fuerza

El Gobierno de Colombia rechazó ayer la posibilidad de utilizar medidas militares en Venezuela, un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, contemplara dicha opción, y en la víspera de una visita al país del vicepresidente, Mike Pence.

“Rechazamos medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia en un comunicado. Colombia, Argentina, Chile y Panamá fueron parte del grupo de 12 países que firmó esta semana la llamada Declaración de Lima, en la que afirman que no reconocerán ninguna decisión que tome la Constituyente venezolana y que no sea refrendada por el Parlamento de mayoría opositora, al que siguen considerando el único Poder Legislativo legítimo del país.

Por ello, el vicepresidente estadounidense “expresará a los cuatro (presidentes) el respaldo a las importantes reformas económicas en la región, y compartirá preocupación sobre el inquietante colapso de la democracia en Venezuela”.

Si bien Washington ha dado prioridad a los esfuerzos diplomáticos, la intempestiva sugerencia de la opción militar de Trump la noche del pasado viernes en una breve rueda de prensa en su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey), donde pasa sus vacaciones de verano, ha generado dudas acerca del rumbo de EE. UU.

Pence tendrá la complicada labor de equilibrar el énfasis político con el amago militar de anoche de Trump.

Constituyente adelanta elección de gobernadores

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela aprobó ayer adelantar para octubre las elecciones regionales, vencidas desde el pasado diciembre y que habían sido suspendidas en dos oportunidades, y así “responder con votos a las amenazas” contra el país.

La propuesta fue hecha este viernes por el constituyente Earle Herrera y acogida por los más de 500 representantes de la plenipotenciaria ANC, integrada únicamente por oficialistas.

La iniciativa surgió en medio de una sesión especial en la que los constituyentes ratificaron a cuatro de cinco autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) todas afines al Gobierno. “Ante las amenazas les vamos a responder con votos (...), que siga la fiesta electoral en Venezuela”, dijo ayer la presidenta de la Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, antes de instruir que se leyera el acuerdo que fue respaldado de forma unánime por todos los miembros del órgano que reescribirá la Carta Magna venezolana.

Con el acuerdo aprobado, la Asamblea Constituyente asegura que las elecciones regionales consolidarán “la paz y tranquilidad” que trajeron consigo los pasados comicios del 30 de julio, cuando fue escogido este ente, al tiempo que no se permitirá “espacio ni tiempo alguno para que factores antidemocráticos repitan su agenda violenta y criminal de desestabilización”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus