•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La familia de un estadounidense negro que murió deshidratado en la cárcel exige justicia, según una demanda presentada el lunes que apunta directamente a un alguacil cercano al presidente Donald Trump.

Las autoridades carcelarias decidieron dejar sin agua durante siete días a Terrill Thomas, de 38 años, en su celda de la prisión del condado de Milwaukee (Wisconsin), al considerar que hacía demasiado ruido.

El reo, que sufría trastornos bipolares, perdió 16 kilos en esa semana.

"Durante siete días seguidos, del 17 de abril de 2016 hasta su muerte el 24 de abril de 2016, Thomas permaneció encerrado en su celda, 24 horas al día, a pesar de que se estaba muriendo literalmente de sed", señala su familia en la demanda, a la que tuvo acceso la AFP.

La denuncia apunta a varios agentes penitenciarios, pero principalmente al sherif de Milwaukee, David Clarke.

Según los abogados de Thomas, dejar sin agua a los presos "era una práctica frecuente y extendida, aprobada en pleno conocimiento por el sherif Clarke y otros responsables de la prisión".

El calvario de Thomas salió a la luz hace poco por la investigación de un jurado independiente.

Clarke, un negro ultra-conservador que lleva siempre un sombrero de vaquero, es conocido por sus apariciones en la cadena Fox y en la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el lobby más poderoso de Estados Unidos a favor de las armas.

Durante la campaña presidencial del año pasado apoyó fervientemente a Trump, quien le agradeció su respaldo escogiéndole como orador de la Convención Republicana.

El mandatario también le ofreció en mayo un puesto clave en el Departamento de Seguridad Interior, pero Clarke lo rechazó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus