•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres días después de azotar como potente huracán el sureste de Estados Unidos, Irma sigue provocando muertes en el estado de Florida, donde este miércoles se reportó el fallecimiento de ocho ancianos por problemas derivados del corte de energía.

Más de cuatro millones de hogares y comercios todavía no tenían electricidad en el “Sunshine State”, donde vive un gran número de jubilados y son usuales las temperaturas superiores a los 30ºC y la sofocante humedad.

Estas seis muertes “pueden estar relacionadas con la pérdida de energía eléctrica por la tormenta”, dijo Tomás Sánchez, jefe de policía de Hollywood, la ciudad al norte de Miami donde se ubica la residencia para ancianos.

Si estas víctimas fatales son agregadas oficialmente a la cifra de muertos por Irma, el balance provisional será de 18 en Florida y casi 40 en el Caribe. Unas 4,288 viviendas resultaron dañadas durante el paso del huracán Irma por la Habana.

“Esta situación es inimaginable”, dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, quien exigió “respuestas sobre cómo se produjo esta tragedia”. 

“Pido a todos los servicios de emergencia que verifiquen inmediatamente (...) que las residencias de ancianos y los establecimientos de vida asistida son capaces de garantizar la seguridad de sus residentes”, dijo en un comunicado. 

Te interesa: La recuperación después de Irma

“Meses, tal vez años”

En Florida, pero también en los cercanos estados de Georgia y en Carolina del Sur, autoridades y residentes trabajaban para retirar los escombros, árboles arrancados  y ramas acumuladas en carreteras, calles y propiedades. 

“Lo más difícil es no tener ni agua ni electricidad, y no saber cuándo volverá”, dijo Stasia Walsh, una septuagenaria cuyo lote en la ciudad costera de Naples fue gravemente impactado por Irma.

Más al sur, la reapertura de la vía hacia Key West permitió que los evacuados comenzaran a regresar a los Cayos de Florida, donde el 85% de los hogares están destruidos o dañados, según la Agencia federal de gestión de emergencias (FEMA). 

“Va a tomar meses, tal vez años, limpiar todo esto”, anticipó Bryan Holley, entrevistado por NBC. 

El miércoles, el aeropuerto de Miami, la gran metrópoli de Florida que se salvó el domingo de quedar en el ojo del huracán, todavía operaba al 50% de su capacidad. 

Cambio climático

Como suele ocurrir en Estados Unidos después de catástrofes así, decenas de celebridades participaron el martes por la noche en una teletón, que recaudó 44 millones de dólares para los damnificados por el huracán Irma, y también Harvey, que azotó Texas a fines de agosto, provocando gigantescas inundaciones. 

El programa, que incluyó al cantante Justin Bieber y los actores George Clooney, Robert de Niro y Julia Roberts, motivó algunas diatribas contra el presidente Donald Trump y su negativa a reconocer la existencia de un cambio climático. 

“Cualquiera que crea que el calentamiento global no existe debe ser ciego o estúpido”, dijo el cantante Stevie Wonder, que es ciego, con un dejo de ironía. 

“Los efectos del cambio climático se manifiestan en todo el mundo todos los días”, señaló la cantante Beyoncé en un mensaje de video. 

Trump, que tiene previsto viajar hoy a Florida para evaluar en persona los daños, aprovechó el impacto de los huracanes para defender su proyecto político: “Con la devastación de Irma y Harvey, los recortes de impuestos y la reforma tributaria se necesitan más que nunca”, tuiteó.

Temporada turística “arruinada”

En el Caribe, el presidente francés Emmanuel Macron viajó este miércoles a San Bartolomé tras visitar San Martín, ambos territorios de ultramar, para defender la acción de su gobierno ante la tragedia y garantizar un pronto “retorno a la normalidad” para estas dos islas de las Antillas menores arrasadas por Irma la semana pasada. 

Macron anunció un pronto mecanismo de ayuda financiera de emergencia para las víctimas “que lo han perdido todo” y los desempleados. 

La primera ministra británica, Theresa May, que enfrenta las mismas críticas que Macron a la reacción de las autoridades por el paso de Irma por sus territorios en las Antillas, anunció el miércoles 25 millones de libras adicionales para los damnificados. El futuro económico parece sombrío para estas islas dedicadas al turismo. 

“La próxima temporada turística está arruinada”, dijo Paco Benito, director del Hotel Riu Palace en Anse Marcel, al norte de la isla franco-holandesa de San Martín. 
“Es como que cayó una bomba sobre San Martín. Aquí estamos apenas en fase de limpieza, pero va a tomar tiempo”, afirmó Maggy Gumbs, directora de la Cámara de Comercio e Industria de San Martín.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus