•   Naciones Unidas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ONU dio hoy un nuevo paso para respaldar el proceso de paz en Colombia al aprobar el mandato de su nueva misión en el país, encargada de verificar el cumplimiento de partes claves de los acuerdos firmados entre el Gobierno y las FARC.

"Este será un período fundamental, tal vez el más difícil", afirmó en la sala del Consejo de Seguridad la embajadora de Colombia ante la ONU, María Emma Mejía, que fue invitada a participar en la sesión.

En la reunión, el consejo aprobó una resolución que define los detalles de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, encargada de supervisar el cumplimiento de compromisos políticos después de que las FARC abandonaran las armas.

Esta misión fue creada el pasado 10 de julio, pero quedaba pendiente definir su tamaño, los aspectos operacionales y el mandato que cumplirá, vinculado en la parte política del acuerdo de paz alcanzado entre las dos partes.

Este grupo de la ONU, que iniciará su mandato el 26 de septiembre, estará integrado por 120 observadores, sin uniformes ni armas y que estarán desplegados en 26 zonas territoriales, de acuerdo con la recomendación hecha por el secretario general de la ONU, António Guterres.

La resolución aprobada hoy unánimemente por el consejo, de un sólo artículo, simplemente acoge y aprueba las recomendaciones hechas por Guterres sobre este tema, recogidas en un informe fechado el pasado 30 de agosto.

Su mandato es el de "verificar la reincorporación política, económica y social" de los antiguos combatientes de la FARC, así como "la implementación de medidas de protección y seguridad personal y colectiva", según lo que recomendaba Guterres.

Esta misión es sucesora de otro grupo anterior, de perfil militar y civil, que verificó el alto el fuego y el desarme de las FARC y cuyo mandato termina el día antes de que comience a funcionar el nuevo grupo.

La nueva misión estará encabezada por el representante especial de Guterres para Colombia, Jean Arnault. La idea es que el proceso que verificará pueda cumplirse "en el plazo más breve posible", decía Guterres en su informe.

Por medio de su representante, el Reino Unido, encargado de llevar hoy este tema al Consejo de Seguridad, sostuvo que se trata de "un importante paso para apoyar a las partes para consolidar los avances" de la paz firmada el año pasado.

"Parece que cada vez que nos reunimos en esta sala para ver temas de Colombia hay otro hito histórico al que hay que dar la bienvenida", afirmó el embajador británico, Matthew Rycroft.

El diplomático afirmó que el proceso para alcanzar la paz en Colombia es "irreversible", pero eso no significa que sea "sostenible", por lo que considera que la ONU debe prestar todo su apoyo para que culmine con éxito.

"La reincorporación de las FARC en la sociedad no ocurrirá inmediatamente. Requerirá de tiempo, compromisos, sacrificios y poner al lado temas que dividían desde hace tiempo a los colombianos", agregó el embajador británico.

Por su parte, la número dos de la misión de Estados Unidos ante la ONU, Michele Sison, expresó su apoyo a Colombia en este "proceso crítico". "Colombia es un ejemplo para la región y para el mundo", agregó la diplomática.

La embajadora colombiana agradeció a los quince miembros del consejo este "nuevo espaldarazo" que recibe su país de parte de la ONU y dijo que "va a significar mucho para el logro de la paz".

"El reto es enorme", agregó Mejía, pero también señaló que los miembros del consejo son testigos de cómo paso a paso Colombia ha ido "venciendo los tropiezos y las diferencias" para llegar a esta etapa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus