•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

A una semana del sismo de 7,1 que dejó 333 muertos en México, la mayoría de ellos en la capital, los habitantes buscan volver a la normalidad con agradecimiento por los rescates, pero también hay reclamos por la falta de información sobre quienes siguen entre los escombros.

Algunos equipos de rescate internacionales como el de Japón abandonaron desde el lunes por la noche el país, mientras que los de El Salvador, Honduras y Panamá lo hicieron este martes.

"Hemos terminado nuestras labores de rescate, muchas gracias por las innumerables voces de ánimo y de agradecimiento de parte del pueblo y el gobierno mexicanos, amigos en la adversidad", dijo Toshihide Kawasaki, líder del equipo nipón en un mensaje difundido por la embajada de Japón en México.

Al mismo tiempo, algunos habitantes intentan retomar poco a poco sus actividades cotidianas y sobreponerse al temor que causó el terremoto.

"Si el sol volvió a salir es que la vida sigue y nosotros también debemos continuar. Rotos por las pérdidas y miedo, pero igual debemos seguir", dijo a la AFP Carlos Ontiveros, un arquitecto de 42 años que esperaba el autobús para ir a trabajar.

En otras calles comerciales, se reanudan las actividades como si nada hubira pasado pero apenas a unas cuadras hay edificios dañados con gente desesperada por seguir con sus actividades.

Los miembros de un despacho que lleva la contabilidad de varias empresas en un edificio céntrico estaban particularmente preocupados.

"Seguimos esperando porque es el plan de nuestro trabajo. Sin esos papeles nos vamos a meter en muchos problemas, estamos esperando a que venga el dictamen, nos den un chance (oportunidad) de meternos a bajar cosas y ahí nos vemos (nos vamos)", dijo a la AFP, Juan Felipe Rodríguez, de 63 años, quien esperaba sentado en una silla frente a la estructura donde está su oficina.

"En un momento va a pasar esto y va a ser solamente un recuerdo. Hay que trabajar y seguir con la vida normal, tratar de tener una vida normal", dijo a la AFP Guillermo Anguiano, de 43 años, en un parque del sur donde la gente ha vuelto a pasear a sus perros y uno que otro niño juega.

En algunas zonas dañadas de la ciudad, siguen los trabajos de rescate. Foto: AFP/ENDLa alcaldía anunció este martes apoyos económicos para quienes no pueden habitar sus casas durante las reparaciones y para quienes perdieron su vivienda. Se comprometió a manejar los recursos con transparencia.

También se han habilitado centros de atención públicos y privados para quienes sienten ansiedad y estrés tras la catástrofe.

- Sin información -

Sin embargo, en algunas zonas dañadas de la ciudad, como en el edificio de la céntrica zona Roma-Condesa, siguen los trabajos de rescate en medio de reclamos de familiares visiblemente cansados por no tener información sobre sus seres queridos.

Muchos de los familiares de las personas atrapadas en ese edificio han dormido en un campamento improvisado y durante la noche del lunes expresaron sus reclamos en un mensaje a la prensa.

"Queremos información (...) Nos han tenido engañados. Ayer querían entregarme un cuerpo que no era mi sobrina, ya la encontré en el Semefo (servicio médico forense)", dijo a medianoche en una improvisada rueda de prensa una mujer que dijo ser tía de una de las víctimas.

Hasta el lunes, Protección Civil contabilizaba cerca de 40 familias que esperan personas en ese edificio, en medio de rumores sobre el hallazgo de cuerpos.

"La paciencia ya se agotó, no podemos seguir esperando. Actualicen las listas por favor, que den las cifras reales de los cuerpos que hay en los semefos", dijo de su lado Martín Astrada, quien dice tener a un familiar desaparecido.

En esa zona, el equipo colombiano informó que logró recuperar seis cuerpos pero las autoridades locales no han confirmado la información.

En otras zonas de la capital, se informó que ya no hay cuerpos bajo los escombros y entró maquinaria pesada para removerlos.

Hasta este martes martes, sumaban 333 muertos: 194 en Ciudad de México, 74 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en Estado de México, seis en Guerrero y uno en Oaxaca, según Protección Civil federal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus