•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), dijo que no se han dado las condiciones para asistir hoy a República Dominicana para continuar con el proceso de diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro y señaló que “no habrá nadie viajando” a ese país.

“No hay condiciones para asistir a República Dominicana, evidentemente que si se produjeran en el andar las condiciones nosotros lo comunicaremos”, dijo el  negociador de la oposición para el diálogo político venezolano, Luis Florido, en una rueda de prensa.

Florido indicó que el Gobierno asumió unos compromisos para la reunión de mañana que hasta el momento no ha cumplido y que espera que en los próximos días lo haga.
Según el opositor, hay unos “requisitos previos” que el gobierno de Maduro tiene que cumplir “en materia de derechos humanos” y en el ámbito electoral y “no están dados”.

“Otro tema es que nosotros para concurrir a República Dominicana debemos tener una agenda acordada y clara. Nosotros no nos vamos a prestar para shows del Gobierno”, afirmó.

Un diálogo debe ser serio

El también diputado, que se encontraba en compañía del jefe del Parlamento, el opositor Julio Borges, señaló que le han manifestado a los cancilleres participantes de México, Paraguay, Chile, Bolivia y Nicaragua, así como a República Dominicana, la situación. 

“Los encuentros dependen del cumplimiento, de los requisitos, de que entendamos que esto tiene que ser serio”, agregó.  

Asimismo insistió en que “para retomar este proceso exploratorio” tienen que haber “unas condiciones muy claras” que garanticen a los venezolanos “que los pasos que se van a dar son certeros” y “claros”.

Florido culminó la rueda de prensa afirmando que “no habrá nadie viajando a República Dominicana”.

El Gobierno venezolano y la oposición empezaron a recorrer un camino espinoso desde el pasado 13 de septiembre, se reunieron en República Dominicana en unos encuentros que el antichavismo ha calificado de “exploratorios”, mientras que el oficialismo sostiene que representan un diálogo formal y evidente.

Las presidenciales, una encrucijada 

Ante el fuerte rechazo popular y un panorama económico sombrío, es poco probable que el chavismo gane unas elecciones. La aprobación de Maduro apenas llega a 17%, según Datanálisis.

El oficialismo sufrió un revolcón en las parlamentarias de 2015, al lograr la MUD una mayoría aplastante que puso fin a su hegemonía de 17 años.
Los venezolanos acudirán a las urnas el 15 de octubre para elegir gobernadores, con un favoritismo de la oposición.

Incluso si Maduro se obligara en el papel a realizar las presidenciales, ese compromiso podría ser desconocido por la Constituyente, que según el mandatario es un “suprapoder” y funcionará al menos por dos años, más allá del fin de su mandato, en enero de 2019.

“Mientras esté activa la Constituyente, existe el riesgo de que el Gobierno a última hora desconozca todos los acuerdos. Es la jugada más radical que podría llegar a implementar si se viera contra la pared”, comentó a la AFP Ronal Rodríguez, director del Observatorio de Venezuela de la universidad colombiana del Rosario.

Rodríguez no descarta que el órgano que redacta una nueva constitución cambie las reglas electorales, implementando un mecanismo sui géneris como ocurrió en la elección de constituyentes.

En ese marco, las perspectivas de éxito no son halagüeñas. “Como cada actor está buscando sus objetivos máximos, es muy difícil que se pueda lograr algún resultado. La probabilidad de fracaso es alta”, advierte Salamanca, quien  ve con optimismo el apoyo del secretario general de la ONU, António Guterres.

En tanto, el chavismo buscará capitalizar el descontento que el diálogo genere en las bases opositoras de cara a las elecciones de gobernadores y “aguantar” por un milagro económico, apunta Ronald Rodríguez.

“Tenemos un gobierno que esperando ha logrado sostenerse”, dijo.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus