•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las reservas de petróleo de Estados Unidos bajaron la semana pasada en 1,8 millones de barriles y se situaron en 471 millones, informó hoy el Departamento de Energía.

La cifra es superior a las previsiones de un descenso de 700.000 barriles que anticipaban los analistas.

Tras conocerse estos datos, el precio del barril de petróleo intermedio de Texas (WTI) para entrega en noviembre ascendía un 0,39 % y se situaba en 52,15 dólares.

Las reservas de petróleo se mantienen por encima del rango medio histórico para esta época del año, según el reporte del Gobierno.

Los datos corresponden a la semana que culminó el 15 de septiembre, cuatro semanas después de que el huracán Harvey azotase el sur de Texas, uno de los principales centros de producción y procesamiento de petróleo de EE.UU.

Las importaciones diarias de crudo alcanzaron una media de 7,4 millones de barriles al día, un ascenso de 59.000 barriles respecto de la semana precedente.

La media de las últimas cuatro semanas en las importaciones de crudo, un indicador menos volátil, alcanzó 7,09 millones de barriles diarios, un 9,3 % por debajo del mismo periodo el pasado año.

Por su parte, las reservas de gasolina para automoción crecieron en 1,1 millones de barriles, hasta los 216,2 millones de barriles.

Por otro lado, las reservas de combustibles destilados, como el diesel y el gasóleo de calefacción, decrecieron en 800.000 barriles hasta los 138 millones de barriles.

Las refinerías operaron a un 88,6 % de su capacidad instalada, por encima del 83,2 % de la semana anterior, cerca ya de recuperar el pleno funcionamiento tras el paso del huracán Harvey.

El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica, se situó en 1.975,1 millones de barriles, levemente por debajo de los 1.981 millones de la semana precedente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus