•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Alrededor de 380 kilos de explosivos pusieron hoy fin al hotel Müritz, un inmenso establecimiento construido en tiempos de la República Democrática Alemana (RDA) en el que pasaron sus vacaciones miles de ciudadanos germano-orientales.

En apenas unos segundos, el gran hotel ubicado entre dos grandes lagos del "Land" de Mecklenburgo-Antepomerania (este) quedó reducido a escombros y dejó un lastre de unas 20.000 toneladas de material de derribo.

La explosión controlada fue transmitida en directo por la televisión pública regional NDR y por el canal privado informativo NTV, mientras que centenares de curiosos la siguieron a unos 300 metros del establecimiento tras un cordón de seguridad.

Para la ocasión se habían organizado algunas excursiones en barcaza por el lago, cuyos pasajeros siguieron la demolición a prudencial distancia.

El hotel Müritz fue construido en 1974 sobre un solar de 45 hectáreas y llevaba ya unos años fuera de servicio, en medio de discusiones entre las autoridades locales sobre si acondicionarlo o echarlo abajo.

Finalmente en 2015 un inversor privado y los responsables de protección del patrimonio llegaron a un acuerdo para su demolición, por considerar que no era viable un saneamiento en profundidad.

El hotel, de diez plantas y gestionado en sus tiempos por una organización sindical de la RDA, fue un popular lugar de vacaciones, a unos 170 kilómetros de Berlín y a escasa distancia de dos hermosos lagos de esa parte del país.

Por sus habitaciones pasaron miles de habitantes de la RDA, en los años siguientes a su construcción y hasta la reunificación alemana, en 1990.

A partir de ahí empezó su declive, ante la dificultad de adaptar a los estándares occidentales lo que en tiempos de la Alemania comunista se consideró un albergue de cierto lujo.

Entre sus huéspedes estuvo, en visitas de carácter privado, la actual canciller Angela Merkel, quien pasó su infancia y juventud en esa región, en una de cuyas parroquias de pueblo ejerció su padre como pastor protestante.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus