•   Santo Domingo, República Dominicana  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Taiwán donó 100.000 dólares (unos 4.750.000 pesos dominicanos) al Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de la República Dominicana, en concepto de ayuda a los afectados de las recientes inundaciones causadas por efecto de los huracanes María e Irma.

El embajador de Taiwán en el país, Valentino Tang, entregó este viernes la donación para hacer frente a las consecuencias de ambos fenómenos, que afectaron al país con solo dos semanas de diferencia.

Durante la entrega al director del COE, general de Brigada Juan Manuel Méndez, el diplomático señaló que "este donativo es una clara muestra de solidaridad del gobierno y pueblo de Taiwán hacia el hermano pueblo de la República Dominicana en estos duros momentos que atraviesan algunas zonas del país afectadas por el paso de ambos huracanes".

Tang afirmó que ha visitado algunas de las zonas afectadas, como Nagua, Salcedo y Samaná, y reiteró el compromiso y disposición del gobierno Taiwán de "continuar colaborando con la República Dominicana".

Asimsimo, recordó que en su reciente discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el canciller dominicano, Miguel Vargas Maldonado, se refirió a los esfuerzos que actualmente están enfrentando las naciones para combatir el cambio climático, afirmando que "nosotros, como miembros de la comunidad internacional, debemos afrontar conjuntamente los daños comunes".

El pasado 7 de septiembre, el huracán Irma, en su desplazamiento en paralelo a la costa atlántica de la República Dominicana, causó daños en el norte del país y obligó al desplazamiento de miles de personas, aunque no dejó víctimas mortales.

Dos semanas después, el huracán María sumó sus efectos a los del anterior fenómeno, generando inundaciones en la franja norte del país y causó un muerto por el derrumbe del techo de una vivienda y otro en el este tras intentar cruzar una cañada desbordada, según fuentes de la de Defensa Civil.

Efectivos de esa entidad también recuperaron los cuerpos de una pareja de origen haitiano que fueron arrastrados por el río Yaque del Norte, en Montecristi, pero el COE no incluye en sus estadísticas ninguna de estas muertes, por considerar que se trata de episodios indirectos.

Más de 3.600 personas continúan desplazadas de sus hogares, después de más de una semana del paso del ciclón, que ha causado daños en las infraestructuras por valor de nos 3.000 millones de pesos (63 millones de dólares), y mantiene anegadas 2.874 viviendas, a las que se suman otras 861 casas afectadas y 188 destruidas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus