Secciones
Multimedia

Dirigente exilio cubano dice que ataques acústicos deben elevarse a la ONU

Foto por: EFE

Vista de la embajada de los Estados Unidos, en La Habana después que Donald Trump retirara a funcionarios diplomáticos.

El Departamento de Estado anunció hoy a retirada de todo su personal no esencial en su embajada en Cuba y la suspensión indefinida de la emisión de visados a cubanos desde allí, y además pidió a los estadounidenses que no viajen a Cuba.

El dirigente del exilio cubano en Miami Ramón Saúl Sánchez, cabeza del Movimiento Democracia, afirmó hoy que el "verdadero castigo" al Gobierno de Cuba por los llamados "ataques acústicos" sería elevar el caso a instancias internacionales.

A juicio de Sánchez, las medidas anunciadas hoy por Estados Unidos en respuesta a esos ataques de naturaleza no aclarada, que han afectado a la salud de al menos 21 estadounidenses asignados a la embajada de su país en La Habana, son "insuficientes".

El Departamento de Estado anunció hoy a retirada de todo su personal no esencial en su embajada en Cuba y la suspensión indefinida de la emisión de visados a cubanos desde allí, y además pidió a los estadounidenses que no viajen a Cuba.

Dirigentes del exilio cubano en Miami reaccionaron hoy con satisfacción ante las nuevas medidas de Estados Unidos contra Cuba e incluso algunos opinaron que deberían ir más lejos y llevar al cierre de la embajada en La Habana.

El líder del Movimiento Democracia subrayó que cerrar o limitar la actividad de la embajada de Estados Unidos en La Habana no basta.

Los Gobiernos de Estados Unidos y Canadá (también ha habido víctimas de los ataques de esa nacionalidad) deberían elevar el asunto a organismos internacionales, pues sea cual sea lo que ha afectado la salud del personal de las embajadas y sus familiares es peligroso para el mundo entero.

"Esto va más allá de Estados Unidos, es una conducta inaceptable sea de quien sea", indicó.

Y opinó que si el Gobierno cubano no está detrás de los ataques, lo que consideró poco probable, "está protegiendo" a quien lo está, que podría ser, aventuró, desde el Gobierno ruso hasta el norcoreano.

A juicio de Sánchez, es posible incluso que volver atrás en la normalización de relaciones con Estados Unidos sea "hasta un premio" para el Gobierno cubano en estos momentos, indicó.

Por eso, instó a que sean organismos internacionales como la Naciones Unidas donde se traten estas agresiones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que en Cuba han pasado "cosas muy malas" y que ha supuesto un "problema realmente grande".

"Tendremos algo que decir sobre eso bastante pronto", dijo Trump en unas declaraciones a periodistas desde el jardín sur de la Casa Blanca, sin aclarar si se refería al anuncio hecho hoy por el Departamento de Estado o a alguna otra medida futura.

El Gobierno de Cuba afirma que "no ha perpetrado nunca ni perpetrará ataques de ninguna naturaleza contra diplomáticos. Tampoco ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros para este propósito".