Secciones
Multimedia

Consulado de Cuba en Estados Unidos queda con un funcionario tras expulsión de personal

Foto por: EFE

EE.UU ordenó hoy la salida de 15 funcionarios de la embajada cubana en Washington, en respuesta a los supuestos "ataques" acústicos que han sufrido al menos 22 diplomáticos estadounidenses en Cuba. EE. UU retiró a su personal de la isla caribeña.

Fuentes de la Cancillería de la isla confirmaron a Efe que tras del inminente regreso de los diplomáticos, en un plazo de 15 días, quedarán en Washington solo ocho funcionarios de la isla, de 23 que trabajaban originalmente en la sede cubana, reabierta hace poco más de dos años.

El consulado de Cuba en EE.UU. quedará con un solo funcionario para atender la numerosa comunidad de la isla en ese país, adelantó hoy el canciller cubano, Bruno Rodríguez, quien denunció la "situación de extraordinaria precariedad" de la sede diplomática tras la expulsión de la mayoría de su personal.

Rodríguez criticó también la decisión del Departamento de Estado de reducir drásticamente el número de diplomáticos en su embajada en La Habana tras supuestos "ataques acústicos" y señaló los efectos negativos sobre las relaciones entre ambos países, restablecidas en julio de 2015 después de más de medio siglo de enemistad acérrima.

"El impacto en los temas de reunificación familiar y otorgamiento de visas, de cortar bruscamente y de manera casi total los servicios consulares en La Habana y Washington, ¿cómo puede ser evaluado después de haberlo hecho?", se preguntó el jefe de la diplomacia cubana durante un intercambio con la prensa.

Fuentes de la Cancillería de la isla confirmaron a Efe que tras del inminente regreso de los diplomáticos, en un plazo de 15 días, quedarán en Washington solo ocho funcionarios de la isla, de 23 que trabajaban originalmente en la sede cubana, reabierta hace poco más de dos años.

"La situación del consulado de Cuba en EE.UU. es de "extraordinaria precariedad, a partir de que después de la decisión de retornar personal, ha quedado un solo funcionario consular en Washington", insistió Rodríguez.

Algo que "lamentablemente" se repetirá en La Habana, donde la embajada estadounidense suspendió indefinidamente los trámites solicitud de visado y sólo mantendrá los servicios para casos de emergencia.

El canciller negó rotundamente la participación de Cuba en los supuestos "ataques acústicos" a diplomáticos estadounidenses y sus familiares en su territorio, que EE.UU. ha tomado como pretexto para retirar dos tercios de su personal diplomático en la isla sin "pruebas concluyentes".

"La prioridad está en la seguridad en el bienestar del personal estadounidense en el extranjero. Si el Gobierno de Estados Unidos aplicara estos estándares para su servicio exterior, tendría que estar cerrando ahora docenas de embajadas en el mundo", sentenció.

Además Rodríguez afirmó "categóricamente" que "desde la creación de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington (1977) hasta este minuto los funcionarios diplomáticos cubanos jamás realizaron ni realizan actividades de inteligencia".

"No lo hizo, no lo ha hecho ninguno de los funcionarios diplomáticos incluidos en la lista del Departamento de Estado (de EE.UU.) que han sido conminados a abandonar ese país", agregó.