•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, acusó al rey Felipe VI de haber asumido las políticas del gobierno de Mariano Rajoy, “catastróficas en relación con Cataluña”, y de decepcionar e ignorar “a millones de catalanes”.    

En una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat, Puigdemont ha denunciado que el pasado martes el rey se dirigió “a una parte de la población” e “ignoró deliberadamente a los millones de catalanes que no pensamos como ellos” y a los catalanes que “han sido víctimas de una violencia policial que ha helado el corazón a medio mundo”.    “Así no. Con su decisión de ayer (el martes) usted decepcionó a mucha gente que lo aprecia”, dijo Puigdemont en alusión al rey de España.    

Felipe VI aseguró el martes que desde hace tiempo “determinadas autoridades” de Cataluña han venido incumpliendo la Constitución y el Estatuto y tachó su comportamiento de “deslealtad inadmisible” y “conducta irresponsable”, por intentar “quebrar la unidad de España”. 

  

En su discurso de ayer a los catalanes, Puigdemont reiteró su disposición a “emprender un proceso de mediación” para abordar el conflicto catalán y ha dado por hecho que “en los próximos días” las instituciones catalanas tendrán que “aplicar el resultado del referendo” del 1 de octubre.    

El presidente catalán consideró una “grave irresponsabilidad” que el gobierno de Mariano Rajoy rechace las “diversas propuestas” de mediación que han llegado en las últimas horas.    

Como ya planteó el pasado lunes, un día después de la jornada del 1-O, Puigdemont subrayó en su discurso que “este momento pide mediación” y ha destacado que los ofrecimientos que están llegando “conocen de primera mano” su “disposición”. 

Por su parte, el gobierno español rechazó este miércoles el llamamiento del presidente independentista catalán Carles Puigdemont a la mediación mientras continúe amenazando con declarar la independencia.

“Si el señor Puigdemont quiere hablar o negociar, o quiere enviar mediadores, sabe perfectamente lo que debe hacer antes: volver a la senda de la Ley, que nunca debió abandonar”, dijo un comunicado del Gobierno.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy advierte a Puigdemont que “no va a aceptar ningún chantaje” y le pide que “retire la amenaza de la ruptura”. 

UE: Diálogo

Los partidos independentistas de Cataluña preparaban ayer los últimos pasos antes de la declaración unilateral de independencia, provocando llamamientos al diálogo de la Comisión Europea y una fuerte caída de la bolsa de Madrid.

El lunes próximo, el presidente regional Carles Puigdemont debe comparecer ante el Parlamento catalán para valorar los resultados del referendo prohibido del 1 de octubre. “En función del desarrollo del pleno, se podría producir la declaración de independencia”, explicó a la AFP una fuente del gobierno regional.

La escalada de la crisis genera inquietud en el continente y por primera vez la Eurocámara debatió al respecto. “Llegó el momento de dialogar, de encontrar una salida al callejón sin salida, de trabajar dentro del orden constitucional de España”, dijo el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

Irresponsable

España vive su crisis política más importante desde la intentona golpista del 23 de febrero de 1981. El rey Felipe VI pidió el martes al gobierno español defender el orden constitucional ante la “deslealtad” de los independentistas catalanes.

El gobierno catalán parece dispuesto a declarar unilateralmente la independencia el lunes, sobre la base de que el 90% de los votantes del referendo defendió el sí a separarse de España, una decisión criticada por los líderes de los principales grupos de la Eurocámara.

“Declarar la independencia en base a un referendo defectuoso es totalmente irresponsable”, indicó el jefe de los liberales, el influyente Guy Verhofstadt, para quien esto provocaría “una herida fatal” en la sociedad catalana posiblemente “imposible de curar”.

Los Verdes habían propuesto debatir sobre la “violencia policial”, pero, a petición de los grandes grupos más próximos a la posición del gobierno español, se decidió finalmente debatir sobre “Constitución, Estado de Derecho y derechos fundamentales en España a la luz de los acontecimientos en Cataluña”.

Declaración de independencia

La declaración de independencia catalana “se podría producir” el lunes, en el primer pleno del Parlamento catalán después del referendo catalogado como inconstitucional por Madrid, dijo a la AFP una fuente del Gobierno regional.

Los partidos independentistas convocaron un pleno parlamentario para el lunes, para analizar los resultados de la votación, marcada por la violencia policial para impedirla. “En función del desarrollo del pleno, se podría producir la declaración de independencia”, explicó esta fuente.

El pleno del Parlamento fue convocado a las 10H00 (08H00 GMT) y en él comparecerá por tiempo ilimitado el presidente regional, el independentista Carles Puigdemont, “para valorar los resultados del (referendo) del 1 de octubre y sus efectos”, señaló en su cuenta de Twitter el Parlamento catalán, dominado desde 2015 por los independentistas.

La facción más radical del independentismo, el partido de extrema izquierda CUP, sostuvo que “será un pleno de proclamación de la República”, dijo su diputada Mireia Boya en rueda de prensa. Aunque la coalición regional de Gobierno no quiso confirmar que así sea.

El gobierno catalán dio por ganado el referendo de autodeterminación celebrado el domingo, marcado por la violencia policial para cerrar los colegios electorales y los numerosos problemas logísticos de la votación, prohibida por el Tribunal Constitucional.

Según las cifras ofrecidas por el Ejecutivo de Puigdemont, la participación fue del 42.3% en un censo total de 5.3 millones de personas, de las que 2.02 millones (90%) votaron a favor de la secesión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus