•   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), que hoy ganó el premio Nobel de la Paz, dijo que este galardón respalda su lucha por "un mundo sin armas nucleares" y envía una señal muy clara a los Estados que aun las tienen y amenazan con usarlas.

"Es inaceptable que aún haya países que tengan y que amenacen con usar las armas nucleares. El premio, además de un gran honor, es un mensaje muy fuerte a los Estados de que deben sumarse y abandonar las armas nucleares", afirmó en declaraciones a la prensa Beatriz Fihn, la directora ejecutiva de ICAN.

"Estamos en un momento crucial, el riesgo de guerra nuclear está otra vez en la agenda, con la posibilidad de asesinar a civiles (...), con amenazas por parte de Estados Unidos y de Corea del Norte. Esto debe acabar, y el premio respalda esa posición", agregó Fihn.

La activista es una de las tres personas que trabajan en una pequeña oficina en Ginebra, la sede central de la ICAN, que agrupa a más de 468 entidades y ONG en 101 países del mundo.

ICAN comenzó hace una década, precisamente tras ganar el Premio Nobel de la Paz la campaña para prohibir las minas antipersonales, "lo que dio el impulso a creer y a luchar por prohibir también para siempre las armas nucleares", indicó Fihn.

"Es inaceptable que las armas nucleares sigan existiendo, que se sigan usando para amenazar", aseveró.

Concretamente, consultada sobre el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus amenazas, Fihn se limitó a recordar que "nadie se siente más seguro al oír la mención nuclear. Con las armas nucleares no hay más seguridad, no tenemos un mundo más seguro, al revés".

Sostuvo además, que ella, como muchos, está preocupada porque una persona tan impulsiva como Trump pueda tener el poder de apretar el botón nuclear.

"Pero lo que hay que entender es que no sólo hay que estar preocupado con Trump, sino con las armas nucleares. No hay nadie en el mundo al que se pueda confiar para tener en sus manos la capacidad de destruir el mundo", insistió.

Activistas de Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) protestan en contra de una base estadounidense en Alice Spring, Australia. Foto: EFE / END.Explicó que es por ello que "una mayoría del mundo optó por sumarse al tratado para la prohibición total".

El Tratado Global para la Prohibición de las Armas Nucleares se abrió a firmas el pasado 20 de septiembre y entrará en vigor 90 días después de que 50 países -de los 122 que lo votaron- lo ratifiquen.

A excepción de Holanda, los países de la OTAN han decidido no participar en las negociaciones.

Tampoco lo hacen China y Rusia -que junto a EEUU, Francia y el Reino Unido son miembros permanentes del Consejo de Seguridad y tienen arsenales atómicos- ni otros países nucleares, como la India, Pakistán, Israel y Corea del Norte, que también tienen capacidad, aunque no declarada.

"El premio da un empujón al tratado, y espero que haga reflexionar a los países que aun no se han sumado", dijo Fihn.

ICAN ha estado muy implicada en las negociaciones para poder concluir el tratado, que fue apoyado desde el principio, como ella misma señal, por los países latinoamericanos.

Las potencias que lo rechazan consideran que lo que hay que hacer es promocionar el Tratado de No Proliferación nuclear, bajo el que las potencias están comprometidas a reducir sus arsenales.

"El 'statu quo' ya no es aceptable. Reducir los arsenales no es suficientemente bueno, hay que ir más allá. El tratado dice ahora que usar armas está prohibido. Sé que las potencias nucleares no las van a abandonar de un día para otro, pero espero que cada vez que hablen de ellas, que las mencionen, se sientan más avergonzados de hacerlo", insistió Fihn.

Finalmente, la activista tuvo palabras para las víctimas "de las bombas nucleares, pero también de los ensayos nucleares, y que han luchado en los últimos cincuenta años para acabar con este flagelo".

"El premio es un tributo a los supervivientes y a los que han luchado por acabar con las armas nucleares desde 1945", concluyó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus