•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El portavoz del Ejecutivo español, Íñigo Méndez de Vigo, lamentó hoy los heridos en los incidentes del pasado domingo en la consulta ilegal en Cataluña, aunque apuntó que la cifra dada por las autoridades de la región, cercana a las 900 personas, no se ajusta a la realidad.

"Que hubiera personas que sufrieran esas consecuencias es algo que todos lamentamos", dijo Méndez de Vigo, quien, tras mencionar que las cifras de heridos aportadas por la Generalitat "parece que no se compadecen con la realidad", agregó: "lo importante es que solo hay una persona hospitalizada y de eso todos tenemos que congratularnos".

El domingo pasado, con motivo del referéndum independentista ilegal convocado por el Gabinete regional catalán, hubo incidentes en varias cargas y acciones de los agentes de la Policía y la Guardia Civil destinadas a requisar urnas y papeletas electorales, por orden judicial.

El Gobierno catalán informó de que 893 personas fueron atendidas por los servicios sanitarios el pasado domingo por heridas, contusiones, y ataques de nervios, de las cuales cuatro ingresaron inicialmente en hospitales.

Por su parte, el Ministerio del Interior cifró en 431 los policías y guardias civiles heridos durante su intervención en diferentes puntos de Cataluña, de los que 39 necesitaron asistencia médica inmediata.
Lea más: 

Los dos heridos más graves fueron una persona que padeció un infarto y otra que recibió el impacto de una pelota de goma en el ojo y que podría perder la visión.

El portavoz del Ejecutivo reiteró hoy ante la prensa que la Policía y la Guardia Civil actuaron el 1 de octubre para evitar el referéndum ilegal, no "contra las personas", aunque lamentó que hubiera quien sufriera las consecuencias.

Méndez de Vigo recordó que los agentes actuaron por orden de la juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y que tuvieron que hacerlo porque quienes tenían encomendada la tarea de impedir que se celebrara el referéndum, los Mossos d'Esquadra (Policía regional) no llevaron a cabo su labor.

Por su parte, el delegado del Gobierno español en Cataluña, Enric Millo, respaldó la actuación policial del domingo, aunque añadió: "Cuando he visto las imágenes, y sé que hay personas que han recibido golpes, empujones y hay una persona en el hospital, sólo puedo pedir disculpas"

Las autoridades catalanas habían dispuesto 2.315 colegios electorales, de los que las fuerzas policiales entraron en 230 y de ellos hubo percances en treinta, donde los agentes fueron recibidos, según Millo, con insultos y coacciones.

Las imágenes de los altercados en varios puntos de Cataluña del pasado día 1 han aparecido en toda la prensa internacional en estos días, aunque algunas de ellas han sido bulos difundidos a través de las redes sociales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus