•   Lisboa, Portugal  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, lanzó hoy un claro mensaje al Gobierno, en el sentido de que es imperativo e inaplazable tomar medidas y "abrir un nuevo ciclo" para que no se repitan tragedias como los incendios que este verano provocaron más de 100 víctimas mortales en el país.

En un discurso a la nación desde Oliveira do Hospital, una de las localidades afectadas por la última oleada de fuegos, el jefe del Estado pidió incluso al Parlamento que aclare si quiere mantener en funciones al Gobierno portugués después de lo ocurrido.

"Esperemos que la Asamblea de la República, soberanamente, clarifique si quiere mantener o no en funciones al Gobierno", señaló Rebelo de Sousa pocas horas después de conocerse que el partido democristiano CDS anunciase que presentará una moción de censura al Ejecutivo del socialista António Costa.

Según el presidente, la situación exige una respuesta "rápida y convincente" y las reformas en materia forestal son "indispensables e inaplazables".

"Ésta es la última oportunidad para que nos tomemos en serio la floresta y la convirtamos en una prioridad nacional", dijo Rebelo de Sousa, que afirmó que las víctimas mortales de este año son "un peso enorme" en su consciencia y en su mandato.

El presidente también pidió disculpas a las víctimas, un acto que considera necesario para reconocer "humildad cívica", y aseguró que "quien no entienda esto no entendió nada de lo esencial que pasó" en el país.

Mientras Rebelo de Sousa pronunciaba este discurso en Oliveira do Hospital, varios centenares de personas se concentraban frente a su residencia oficial en Lisboa en solidaridad con las víctimas de la oleada de incendios, que según los últimos datos de Protección Civil provocó 41 muertos.

El descenso de las temperaturas y la llegada de las precipitaciones ayudaron a los efectivos lusos a terminar de controlar los últimos fuegos a primera hora de la mañana, en el primero de los tres días de luto oficial decretados por lo ocurrido.

Debido a las favorables condiciones meteorológicas, el organismo decidió rebajar la alerta de roja a naranja en todos los distritos al norte del Tajo hasta las 11.00 GMT del miércoles, cuando se volverá a evaluar la situación.

Ésta es la segunda tragedia forestal que vive Portugal este año, después de que el gran incendio de Pedrógão Grande dejase a mediados de junio 64 muertos y más de 250 heridos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus