•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El maratón de Nueva York, que se correrá el domingo a pesar del atentado que golpeó la ciudad el martes, al igual que sucedió en 2001 dos meses después de los ataques del 11-S, se añade a la leyenda del soldado-corredor que derivó en un deporte y en un fenómeno de dimensión social y económica mundial.

Estas son las principales fechas que han jalonado su leyenda.

10 abril de 1896 (Juegos Olímpicos de Atenas)

El primer maratón de la historia se disputó durante los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, concedidos a Grecia en recuerdo a los de la antigüedad. El lugar es ideal para desempolvar el mito de Filípides, mensajero griego que habría corrido 35 kilómetros entre las ciudades de Maratón y Atenas para anunciar la victoria contra los persas en el 490 a.C. La salida la tomaron 17 atletas, 13 de ellos griegos. El local Spiridon Louis, un joven pastor, se impuso en el recorrido original, entre el campo de batalla de Maratón y el estadio de Atenas, con un tiempo de 2h58:50.

24 de julio de 1908 (Juegos Olímpicos de Londres)

Casi en un estado de éxtasis, un pequeño corredor se presenta en cabeza de la prueba a la entrada del estadio White City. Deshidratado, sin fuerzas, el italiano Dorando Pietri, pastelero de profesión, vive un calvario. Se tambalea, cae, le ayudan a levantarse, vuelve a correr en sentido contrario... aunque cruza el primero la línea de meta. Pero cae inconsciente y es poco después descalificado por la ayuda recibida. Pietri escribió una de las páginas más nobles del deporte, superándose a sí mismo. Emocionada por lo que vio, la reina Alejandra le hace entrega de una copa de oro como la del vencedor, el estadounidense Johnny Hayes. En Londres se establece la distancia actual de 42,195 kilómetros, la distancia entre el Palacio de Windsor y la meta en el estadio Olímpico.

10 de septiembre de 1960 (Juegos Olímpicos de Roma)

Logró el oro olímpico en los Juegos de Roma... corriendo descalzo. Su epopeya, en medio de las estatuas y los monumentos de la antigua Roma tomó mayor relieve. Un africano desconocido se dio a conocer al mundo gracias a la televisión. Abebe Bikila, etíope que llegó a ser soldado de la guardia imperial del rey Haile Selassie, se convirtió en un símbolo. Bikila ganó bajo el Arco de Constantino, en un país que había invadido el suyo en 1936. El suyo fue el primer triunfo de un país africano como Estado independiente y con él comenzó el dominio en la prueba de los atletas africanos.

19 de abril de 1967 (Boston)

La estudiante de periodismo de 20 años Katrine Switzer se apuntó al maratón de Boston, el más antiguo del mundo, creado en 1897. Desafía la prohibición por la que las mujeres no pueden correr para "salvaguardar su salud y su feminidad".

Ya en el recorrido uno de los organizadores intenta disuadir a la rebelde, protegida por su entrenador y su pareja, un lanzador de martillo. La escena, captada por un fotógrafo, da la vuelta al mundo. Switzer se convierte en un icono de la causa. El maratón de Boston será oficialmente abierto a las mujeres en 1972. En 1984, la prueba femenina se hace olímpica en Los Ángeles.

28 de septiembre de 2014 (Berlín)

Con un recorrido llano y la meta a los pies de la Puerta de Brandenburgo, el maratón de Berlín se ganó fama de ser apropiado para establecer récords del mundo. En 2014, el keniano Dennis Kimetto establece la marca de 2h02:57, siendo el primer hombre en bajar de los 123 minutos. Abre además la vía para rebajar las dos horas. El 6 de mayo de 2017, en el circuito de Monza en Italia, el también keniano Eliud Kipchoge recorre los 42,195 kilómetros en 2h00:25, pero en condiciones particulares y con una tecnología no reconocida por la IAAF, que no da validez a la marca.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus