Secciones
Multimedia

Tropas iraquíes se disponen a arrebatar al Estado Islámico su último bastión en Irak

Foto por: ARCHIVO / END

La milicia integrada principalmente por chiíes Multitud Popular anunció en un comunicado que destruyeron armamento del Estado Islámico en la zona de Tel Sufuq.

En Irak, los yihadistas ya no controlan ninguna ciudad destacada y Raua es el último territorio del que tienen dominio.

Las tropas iraquíes, con el apoyo de milicias chiíes y suníes progubernamentales, se disponen a expulsar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) de la comarca de Raua, en la provincia occidental de Al Anbar y el último territorio dominado por los yihadistas en todo el país.

Tras haber lanzado ayer una ofensiva sobre este área, las fuerzas iraquíes tomaron hoy el control del complejo residencial de Al Jur, en el oeste de Raua, de donde los radicales huyeron, según un dirigente de las milicias suníes Multitud de los Clanes.

Qatari al Obeidi aseguró a Efe que las fuerzas iraquíes conjuntas -integradas por unidades del Ejército, la Policía y milicianos- se disponen a irrumpir ahora en el principal núcleo habitado de la comarca, ubicado en la orilla norte del río Éufrates a su paso por la zona.

"Estamos concluyendo los preparativos para la batalla en el oeste de la comarca para dar comienzo al ataque" contra la capital de Raua, detalló Al Obeidi, el cual añadió que las fuerzas iraquíes van a cruzar el río para alcanzar a sus enemigos.

Al mismo tiempo, informó de que las fuerzas iraquíes evacuaron a decenas de familias que estaban sitiadas en las periferias de la comarca, que es la última que ha permanecido en manos del EI, después de su expulsión de la vecina de Al Qaim y del municipio de Al Rumana.

Al Obeidi alertó de que los yihadistas todavía tienen retenidos a civiles en el interior del núcleo urbano de Raua, donde permanecen "pocos combatientes locales" del EI.

Los yihadistas van a ser "arrasados" por las fuerzas gubernamentales, prometió el cabecilla de la Multitud de los Clanes, mientras que "un gran número de combatientes, entre ellos líderes árabes y extranjeros huyeron de la capital de la comarca" en los pasados días, aunque no especificó hacia donde.

Por otra parte, la milicia integrada principalmente por chiíes Multitud Popular anunció en un comunicado que destruyeron armamento del EI en la zona de Tel Sufuq, en la frontera entre Irak y Siria, donde actúan a ambos lados de la demarcación territorial.

Los milicianos iraquíes participan en los combates contra el EI en la ciudad siria de Albukamal, que fue conquistada por las tropas de Damasco el pasado jueves, pero los yihadistas consiguieron recuperar su control ayer en un contraataque.

Hoy se desarrollan combates en la zona de Albukamal, ubicada al otro lado de la frontera junto a la comarca de Al Qaim, donde los hombres de la Multitud Popular y milicianos iraníes apoyan a los efectivos del Ejército sirio en su intento de expulsar definitivamente a los extremistas de su último bastión urbano en Siria.

Al menos 50 personas han muerto en bombardeos aéreos y por el lanzamiento de artillería sobre Albukamal y sus alrededores por parte de las fuerzas sirias y sus aliados, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En Irak, los yihadistas ya no controlan ninguna ciudad destacada y Raua es el último territorio del que tienen dominio, aunque siguen presentes en otros puntos de la geografía, donde lanzan ataques contra las fuerzas de seguridad y los civiles de forma sorpresiva.

Ayer el EI fue expulsado del municipio de Al Rumana, ubicado cerca de Raua, y el 3 de noviembre perdió la comarca de Al Qaim, ubicada en la frontera con Siria y muy importante para el grupo porque le permitía recibir refuerzos y suministros desde el país vecino.

Los radicales han sido expulsados de la mayor parte de los territorios que ocuparon en 2014, cuando en junio de ese año declararon un "califato" en las áreas que controlaban en Irak y en Siria, donde llegaron a administrar ciudades y provincias enteras.