•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El izquierdista Frente Amplio (FA), flamante tercera fuerza de la política chilena, dio libertad de acción a sus seguidores sin entregar su apoyo explícito al oficialista Alejandro Guillier, lo que implica que la izquierda chilena enfrentará desunida al balotaje ante el derechista Sebastián Piñera.

Los partidarios de Guillier, un senador de 64 años que pasó al balotaje tras obtener un 22% en las elecciones generales del 19 de noviembre, esperaban un apoyo explícito del FA en un esfuerzo por lograr la unión de toda la izquierda chilena para derrotar al expresidente Piñera, ganador de la primera vuelta con el 36,6% de los sufragios.

"No somos ni seremos dueños de los votos de las personas", afirmó este jueves el FA en una esperada declaración leída por su excandidata presidencial, la periodista Beatriz Sánchez, que contra todo pronóstico obtuvo el 20% de la votación en primera vuelta.

"Nuestro primer llamado es a cada uno de nuestros votantes a reflexionar y expresarse en las urnas en esta segunda vuelta de acuerdo a sus propias convicciones y análisis", agregó el comunicado del FA, un conglomerado de 14 partidos y movimientos sociales de la izquierda radical chilena.

Sánchez, una periodista de 46 años, explicó que las propuestas de Guillier son "ambiguas" en temas claves para el FA, como poner fin al actual sistema de jubilaciones de Chile, heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) o condonar un crédito bancario al que acceden estudiantes para ingresar a la universidad y que significa una pesada deuda para sus familias.

Tras la primera vuelta, Guillier, también periodista de profesión, le hizo varios guiños al FA, como una propuesta para condonar parte de las deudas del crédito estudiantil con la banca privada.

"No demandamos guiños hacia el Frente Amplio. Esto no se trata de dialogar con nosotros, sino de hacerlo con las personas que mayoritariamente apoyan estos cambios en la sociedad", afirmó Sánchez.

Desde el comando de Alejandro Guillier, manifestaron que existen coincidencias con las posturas del FA por lo cual esperan que sus votantes apoyen al candidato oficialista en el balotaje que se realizará en tres semanas más.

"Entendemos que gran parte del electorado de centro izquierda va a votar por Alejandro Guillier", dijo Ximena Órdenes, vocera de Guillier.

Comparado con el 'Podemos' español, el Frente Amplio vio la luz recién en marzo pasado, agrupando principalmente a los antiguos líderes del movimiento estudiantil chileno, desconfiados de los partidos políticos tradicionales.

Piñera, un retroceso

La dirigencia del Frente Amplio también decidió mantener su postura crítica sobre la candidatura de Piñera, quien a diferencia de la izquierda, logró unir a la derecha chilena en torno a su candidatura de cara al balotaje.

"No nos da lo mismo quien gobierne, sabemos que Sebastián Piñera representa un retroceso para el país, más desigualdad y exclusión, menos derechos, menos libertades", indicó la declaración del FA.

"Alejandro Guillier ha sufrido hoy día un rotundo fracaso político", comentó de su lado el senador Andrés Allamand, uno de los voceros del comando de Sebastián Piñera, tras la declaración del FA.

La postura del Frente Amplio se decantó tras las dos semanas siguientes a la primera vuelta, en las que sus dirigentes hicieron un llamado a sus seguidores a "reflexionar" sobre el futuro de su movimiento.

El Frente Amplio confirmó que será una fuerza opositora independientemente de quien sea el próximo presidente de Chile.

Tras las elecciones de noviembre, el FA no sólo logró convertirse en la tercera fuerza política chilena, sino que también amplió su bancada parlamentaria de tres a 21 diputados y obtuvo por primera vez un senador.

El balotaje chileno se realizará el próximo 17 de diciembre y se avizora muy reñido. Una única encuesta conocida hasta ahora pronosticó una "empate técnico" entre Guillier y Piñera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus