Secciones
Multimedia

España y Guatemala buscan un futuro basado en formación y equidad de género

Foto por: ARCHIVO / END

El secretario de Estado firmó un acuerdo con la Unión Europea para la prevención de la violencia machista.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y El Caribe del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Fernando García Casas, reiteró que la mujer es la "gran transformadora de la sociedad desde la igualdad".

La violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo. Consciente de ello, España reafirmó hoy su compromiso con Guatemala de construir un futuro basado en la equidad de género y la educación.

La igualdad de género es una clara seña de identidad de la Cooperación Española y la lucha contra la violencia de género es una de las líneas de actuación prioritarias, con especial énfasis en la prevención, protección y atención integral a las víctimas.

Es por ello que durante su visita a Guatemala, el secretario de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y El Caribe del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Fernando García Casas, confirmó a Guatemala que hay que prevenir la violencia machista y alejar a los jóvenes de la criminalidad.

"Es uno de los problemas de un país que es una potencia agrícola y que tiene una población esforzada y trabajadora, y lo que queremos es ayudar. Para nosotros Guatemala es un país de asociación, vamos a seguir apostando y acompañándolo en su proceso de desarrollo apostando por la igualdad de la gente", dijo García Casas a Efe.

El secretario de Estado quien a primera hora del miércoles se reunió con los empresarios españoles y guatemaltecos (más de 150 entre filiales, franquicias y sucursales de diferentes ámbitos) firmó un acuerdo con la Unión Europea para la prevención de la violencia machista y luego visitó varios proyectos en Ciudad de Guatemala, como el Centro Cultural y Español.

En este espacio, García Casas, cercano y ávido por conocer los programas de la cooperación española, conoció de cerca a "Las Poderosas Teatro", una asociación integrada por mujeres que sobrevivieron a la violencia de género, cuando estaban realizando un ensayo.

"Ahora hacemos otro tipo de teatro, literario, ya nos gustó. Es una aventura que no está gustando", dijo una de las integrantes de este grupo, tras asegurar que la obra que representarán el lunes "Madre Coraje y sus hijos", de Bertolt Brecht, recuerda a todas esas progenitoras "luchadoras" que sacan a sus hijos adelante.

"Va a quedarnos bien, sería bien que lo llevarán a España", apuntó otras de las mujeres al secretario de Estado en tono jocoso, a lo que este respondió con una gran afirmación rotunda: "Creo que merece la pena".

García Casas (que reconoció que en su juventud, quizá por su edad, no era tan consciente de la necesidad de la equidad de género) reiteró que la mujer es la "gran transformadora de la sociedad desde la igualdad".

Opinión que aprovechó una de las actrices para manifestar: "Se puede salir de la violencia. Les puede cambiar la vida, solo sabiendo que lo pueden hacer".

Luego de este diálogo, en el que le regalaron un material audiovisual con representaciones de sus 9 años de historia, el secretario de Estado acudió a una de las escuelas taller de la Cooperación Española, donde más de 300 jóvenes entre 14 y 21 años reciben cursos variados como electricidad, carpintería o albañilería.

Estos muchachos, que se capacitan durante dos años, terminan con trabajos en empresas -hay un 82 % de inserción laboral- y les permite tener un futuro alejado de la violencia, construido bajo principios y valores, además de una educación "técnica y de calidad".