Secciones
Multimedia

La Unión Europea y Reino Unido logran progresos en negociaciones sobre el brexit

Foto por: EFE

La Unión Europea y el Reino Unido están haciendo progresos en sus negociaciones sobre el brexit.

Los negociadores trabajarán para lograr un acuerdo tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido están haciendo "progresos" en sus negociaciones sobre la primera fase de las conversaciones del "brexit", y esta noche seguirán trabajando contrareloj para cerrar un acuerdo.

"Estamos haciendo progresos pero aún no hemos llegado del todo. Las conversaciones continuarán durante la noche. Posible (que haya) una reunión temprano por la mañana con una rueda de prensa después. Hoy, más que nunca, permanezcan atentos", escribió el portavoz jefe de la Comisión Europea(CE), Margaritis Schinas, en su cuenta de Twitter.

Schinas informó igualmente de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, había mantenido llamadas telefónicas con el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, y con la primera ministra británica, Theresa May.

El Consejo Europeo anunció igualmente a través de las redes sociales que su presidente, Donald Tusk, comparecerá para hablar sobre este asunto a las 07.50 horas (06.50 GMT).

Los negociadores trabajarán esta noche con la presión del reloj para lograr un acuerdo en los tres principales asuntos de la primera fase de las conversaciones por la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que son la factura de la separación, los derechos de los ciudadanos y la frontera en la isla de Irlanda, precisamente el tema más espinoso en los últimos días.

El acuerdo estuvo muy cerca a comienzos de esta semana durante un almuerzo entre Juncker y May, a través de una solución que contemplaba conceder a Irlanda del Norte una regulación sobre aduanas y mercado único diferente a la del resto del país, con el objetivo de no crear una frontera dura con la República de Irlanda.

No obstante, el partido unionista norirlandés, el DUP, socio de May en el Ejecutivo británico, anunció que bloquearía cualquier propuesta que dejara a Irlanda del Norte en una situación diferente al resto del país.