Secciones
Multimedia

Kirchner: pedido de detención es un exceso que viola el estado de derecho

Foto por: AFP

La expresidenta argentina y senadora Cristina Kirchner.

Cristina Kirchner dijo que posiblemente recurrirá ante algún tribunal internacional la medida judicial.

La expresidenta argentina y senadora Cristina Kirchner afirmó este jueves que el pedido de desafuero y detención ordenada por un juez en su contra es "un verdadero exceso" que "viola el estado de derecho".

La exmandataria aseguró en una rueda de prensa que el presidente Mauricio Macri "es el máximo y verdadero responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición" y consideró que la acusación de "traición a la Patria" en su contra es "un insulto a la inteligencia de los argentinos".

El juez federal Claudio Bonadio pidió este jueves prisión preventiva para Kirchner (2007-2015) por orquestar un plan para intentar encubrir a exaltos funcionarios iraníes imputados por el atentado al centro judío AMIA, que causó 85 muertos y 300 heridos en Buenos aires en 1994.

La exmandataria, de 64 años, calificó de "inventada" la causa en su contra, durante la conferencia de prensa que ofreció acompañada por decenas de legisladores y dirigentes políticos afines, en una sala de la Cámara de Diputados colmada de periodistas.

La senadora, que acaba de jurar su banca y asume la semana próxima, denunció una "persecución política de la oposición, inédita en tiempos democráticos, de hostigamiento y humillación".

Kirchner dijo que la firma de un memorando con Irán en 2012, aprobado por el Congreso, que buscaba indagar a los acusados en Teherán y conformar una comisión investigadora con expertos internacionales, fue "un acto de política exterior no judiciable".

"Desde el punto de vista jurídico es un despropósito, un verdadero exceso", insistió. Se trata de una causa judicial "armada e inventada", afirmó.

Kirchner dijo que "posiblemente" recurrirá ante algún tribunal internacional la medida judicial.

"Lo que realmente se acordó (en 2012 con Irán) fue lograr que se les pueda tomar declaración indagatoria a quienes estaban acusados de haber participado del atentado contra la AMIA", declaró.

"Llevamos 23 años y no hay ningún preso ni detenido por esto. En ese momento estaba la causa absolutamente paralizada, porque Irán no extradita a sus connacionales. Lo que hicimos era actuar en el marco de derecho internacional", agregó.

Según Kirchner, la decisión del juez está directamente vinculada con el hecho de que el lunes comenzará su mandato en el Senado.

"Creo que está directamente vinculado con mi asunción como senadora, fundamentalmente por el papel que algunos creen que puedo desarrollar, porque soy un voto y puede haber un grupo de senadores que me acompañen", afirmó.

"Me quieren callada y con la espada de Damocles sobre mi cuello", dijo y advirtió que son "presiones, amenazas e intimidaciones que no van a tener resultados".

Kirchner recordó que la primera citación judicial de Bonadio fue en abril de 2016 pero nunca se le pidió la detención hasta tres días después de jurar.