•  |
  •  |
  • AFP

Con una conga por el centro de La Habana, que encabezó la hija del presidente Raúl Castro, la sexóloga Mariela Castro, comenzó hoy en Cuba una jornada contra la homofobia y el machismo, aún fuertemente arraigados en la sociedad cubana. "Es una conga no una marcha. Las marchas tienen otras connotaciones", aseguró la también directora del Centro de Educación Sexual (CENEX), mientras un centenar de personas danzaba a ritmo de tambor y trompeta por la céntrica "Rampa" habanera, acompañados de "zanqueros", bailarines disfrazados y montados sobre zancos.

La conga abrió una jornada de debates, paneles, testimonios, presentación de libros, obras de teatro y películas, que analizan la homofobia, y buscan socavar el machismo y la exclusión, que fue un grave problema en Cuba, donde se llegó a la reclusión de homosexuales en campos de trabajo, durante la década de los años 60. Se trata de "llamar la atención sobre esta realidad silenciada, desconocida, temida, mal interpretada que conduce al odio, a la falta de respeto, a la falta de inclusión, a la falta de solidaridad, a la falta de amor entre las personas por desconocimiento", dijo la sexóloga.

La ofensiva abarca todos los ámbitos de la vida nacional, incluyendo el legal en el Parlamento, las instituciones, las escuelas y universidades, las comunidades y hasta las Fuerzas Armadas. "Los militares son entre las últimas instituciones en el mundo que aceptan estos temas, nos están pidiendo a nosotros (los cubanos) que seamos demasiados revolucionarios y las revoluciones se hacen despacito", añadió Mariela Castro.

Buscan legitimar otros modelos de familia
En el Parlamento "hay una propuesta o propuestas de modificación del Código de la Familia que no solamente se refieren a esta materia, hay muchos otros aspectos del Código que deben ser mejorados (...)", sostuvo a la prensa su presidente, Ricardo Alarcón. Añadió que la sociedad cubana debe garantizar los derechos de los homosexuales y evitar su discriminación. "Pero también tenemos que respetar las opiniones, los puntos de vista, incluso los prejuicios que tienen otros sectores de la sociedad. Si hablamos de inclusión, es inclusión de todos, los que son diferentes y los que no están en condiciones de admitir el trato igual a la diferencia", recalcó.

Esta jornada está destinada específicamente a la homofobia en las universidades y en las familias. "Nuestra intención no es cuestionar el modelo de familia legal y tradicionalmente aceptado en nuestra sociedad", expresó el médico y homosexual Alberto Roque, colaborador del CENEX. Se trata de "visibilizar y legitimar otros modelos de familia que también son válidos y que también forman parte de nuestra realidad diversa", agregó.

Las actividades tienen lugar en el Pabellón Cuba, en el corazón de La Habana, y en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). El ministerio de Cultura da su apoyo a la campaña y su viceministro, Fernando Rojas,  que poco a poco se va abriendo paso la comprensión sobre este asunto. "Todos vamos aprendiendo un poco más de lo que es la diversidad en todas sus manifestaciones", subrayó.

Numerosos transexuales presentes coincidieron en su apoyo a la campaña, sus deseos de cambio de sexo (aún se prepara un equipo médico, aunque ya fue aprobada oficialmente esa práctica quirúrgica) y las quejas por las molestias e incomprensiones de algunos policías. "Todo va avanzando, pero poco a poco, y nos van aceptando, se ha avanzado muchísimo, pero falta mucho también", dijo un transexual que se hace llamar Yessica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus