•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La región centroamericana es el escenario de una crisis de refugiados, en la cual miles de mujeres y niños se ven forzados a huir de niveles alarmantes de violencia en América Central, alertó este miércoles un estudio de la agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

En la introducción del informe "Mujeres en fuga", el máximo responsable de la ACNUR, el portugués António Guterres, expresó que "mientras la atención internacional está en los refugiados que llegan a Europa (...), hay otra crisis de protección desarrollándose en América Central".

Guterres señaló que entre 2008 y 2014 ACNUR registró que la llegada de refugiados a Estados Unidos desde los países del Triángulo Norte centroamericano se multiplicó por cinco, pero que los pedidos de refugio en México y otros países se multiplicó por 13.

"La escalada de violencia por parte de peligrosos grupos criminales bien conectados y bien armados ha superado la capacidad de los gobierno de responder" al cuadro de violencia urbana, apuntó la ACNUR.

En ese escenario, las mujeres y sus hijos son el eslabón más frágil de la cadena, por estar expuestos a abusos durante todo el proceso, y la búsqueda de la seguridad es un "viaje a través del infierno", afirma la entidad.

"Después de pagar valores exorbitantes a los 'coyotes' (traficantes de personas), muchas mujeres son golpeadas, violadas y muchas veces asesinadas en el camino", reza el documento.

Con ese cuadro, el informe destaca que México es el país con la situación más complicada, ya que es al mismo tiempo el origen de desplazados por la violencia; es un lugar de tránsito entre Centroamérica y Estados Unidos, y también un santuario que mujeres centroamericanas buscan por refugio.

Entre sus recomendaciones, la ACNUR señaló que los países deben "evitar utilizar la detención como forma de contener el fenómeno", en una sesgada referencia a la política adoptada por Estados Unidos en su frontera sur.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus