elnuevodiario.com.ni
  •   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La mitad de los dos millones de niños menores de cinco años que hay en Guatemala sufre desnutrición crónica, pero con la continuidad del Pacto Hambre Cero se espera disminuir esa realidad a un 5% de esa población en el año 2030.

Así lo manifestó el titular de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), Germán González, al evaluar los resultados del Pacto Hambre Cero que comenzó en 2012.

“Guatemala no se merece tener un millón de niños con desnutrición crónica”, proclamó enfático.

Pocos logros

Según la Unicef, la desnutrición crónica incluye un retardo de altura para la edad y está asociada generalmente “a situaciones de pobreza, con consecuencias para el aprendizaje y menos desempeño económico”.

Durante 15 años (entre 1986 y 2001) no hubo ningún programa destinado a combatir ese flagelo y en ese periodo apenas se redujo en un 1.3% ese tipo de desnutrición, al pasar del 51.1 al 49.8%.

Unos de los programas insignias del Pacto Hambre Cero es la Ventana de los Mil Días, en la que se incluye la promoción de la lactancia materna, mejoras en la alimentación, entrega de vitaminas y micronutrientes, vacunación, apoyo a la agricultura familiar y sobre todo, la prevención.

González manifestó que si el Estado, con el respaldo del sector privado y de toda la sociedad, continúa implementando esa estrategia global, la prevalencia de la desnutrición crónica, que no mata, pero sí puede dejar a los niños con un subdesarrollo perpetuo, puede ser menor en el 2030.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus