•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El máximo jerarca de la Iglesia católica salvadoreña, José Luis Escobar Alas, reveló hoy un nuevo caso de pederastia que terminó de destapar un escándalo compuesto por tres hechos similares de abuso sexual a menores.

El arzobispo de San Salvador dio a conocer este domingo en una conferencia de prensa que el sacerdote Juan Francisco Gálvez fue "suspendido de todas sus facultades sacerdotales y pastorales" el pasado 15 de octubre, por estar acusado de abusar sexualmente de 5 personas cuando eran menores de edad.

Gálvez, quien según Escobar Alas negó las acusaciones y se encuentra con su familia, era párroco en la localidad de Rosario de Mora, 23 kilómetros al sur de la capital.

El dirigente religioso no quiso revelar las edades, sexo o nombres de las víctimas, ni los detalles de cómo sucedieron los abusos, pero pidió perdón a los afectados y a "toda la sociedad", por "esta situación causada por dos sacerdotes nuestros que ya enfrentan la justicia eclesiástica".

Agregó que, ya terminada la fase de instrucción en el proceso local, el caso será remitido al Vaticano para que sea emitida la "respectiva sentencia".

Este es el segundo caso de pederastia en la Iglesia salvadoreña dado a conocer en menos de una semana por el Arzobispado de San Salvador.

El pasado jueves, el vicecanciller de dicho arzobispado, Rafael Urrutia, informó de la suspensión de Jesús Delgado, quien es reconocido como el biógrafo del beato Óscar Romero.

Delgado es acusado de violar por 8 años a una mujer, que hoy tiene 42 años, mientras esta era menor de edad.

Con la revelación de estos hechos, "hemos querido marcar el sendero que vamos a seguir" de "cero tolerancia, sin excepción alguna" en los casos de abuso sexual a menores, sentenció Escobar Alas.

"Nosotros consideramos culpables a los dos" religiosos señalados, añadió el arzobispo.

No obstante, manifestó que la Iglesia no retirará su "venia" de la obra literaria de Delgado sobre la vida de Romero, asesinado por un escuadrón de la muerte a las puertas de la guerra civil salvadoreña (1980-1992) y declarado beato el 23 de mayo pasado.

Antes de esa fecha, Jesús Delgado, quien sí acepto la acusación de pederastia, manifestó en una entrevista con Efe que planeaba publicar una nueva biografía de monseñor Romero cuando fuese proclamado santo con datos inéditos de su asesinato.

"Quiero publicar una nueva biografía de él, una vez que sea proclamado santo ya se puede publicar todo, porque hay muchas cosas que no podemos hacerlo por el proceso de beatificación, pero una vez se canoniza, la literatura queda liberada", expuso Delgado en esa ocasión.

Por otra parte, Urrutia aclaró que son tres los casos de pederastia procesados en la Diócesis de San Salvador.

El primero fue dado a conocer en 2003, y tiene por acusado al sacerdote Luis Recinos, quien ejercía en una iglesia del municipio de Apopa (norte) cuando el jefe de la Iglesia salvadoreña era el español Fernando Saenz Lacalle.

"Efectivamente ese fue el primer caso", fue presentado ante la justicia civil por la víctima, "se instruyó (al interior de la Iglesia), y se llevó a Roma, tengo entendido", dijo Urrutia sin dar más detalles.

De igual forma, Escobar Alas explicó que en 2011 recibió una denuncia de pederastia, pero que fue remitida al obispo del departamento de San Vicente, Elías Rauda, porque era jurisdicción de este.

"Es verdad que esa carta nos llegó a nosotros" pero "yo no voy a poder ver ni responder sobre ningún caso de otra diócesis", justificó el religioso amparando en la separación de sectores y en la igualdad de jerarquía con otros obispos.

Con este serían al menos cuatro casos de pederastia cometidos por sacerdotes de la Iglesia católica de El Salvador.

En este contexto, Escobar Alas hizo un llamamiento a los diputados del Congreso para que se retire la figura de la prescripción en los casos de abuso sexual contra menores de edad.

"Toda nuestra sociedad debe tomar conciencia del deber de proteger a los niños" y "alzo la voz, en nombre de la Justicia, (...) para exigir a la Asamblea Legislativa que suprima la prescripción", porque es "perversa" y "favorece la impunidad", expresó.

En la conferencia de prensa dada en la catedral de San Salvador este domingo, además de Escobar Alas y Urrutia estuvo presente el arzobispo auxiliar, Gregorio Rosa Chávez.

Previo a la referida comparecencia, unas 15 mujeres que forman parte de organizaciones feministas se manifestaron en una de las entradas principales de la Catedral Metropolitana con carteles en repudió a los casos de pedofilia.

Este jueves, cuando el proceso contra monseñor Delgado fue revelado, diferentes sectores de la sociedad salvadoreña se manifestaron a favor de la víctima y pidieron a la Iglesia que asumiera la responsabilidad.

"La Iglesia (católica) tiene ahora el reto de esclarecer la verdad, de asumir las responsabilidades y sanciones correspondientes, y colocarse al lado de las víctimas", señaló ese día el procurador de Derechos Humanos, David Morales.

De igual forma, el Gobierno manifestó este viernes su condena y puso a la disposición de la víctima "todas las instituciones del Gobierno para la atención que considere pertinente". 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus